La intensa relación de Dalí y el cine sale a relucir en una subasta en París

La intensa relación de Salvador Dalí con el séptimo arte sale a relucir nuevamente con la subasta en París de un cuadro destinado a una película del director Fritz Lang que finalmente sería desechado.

Imagen cedida por Artcurial que muestra "Máquina de coser con paraguas en un paisaje surrealista", una obra que muestra la intensa relación de Salvador Dalí con el séptimo arte y que será subastada el 4 diciembre.
Imagen cedida por Artcurial que muestra "Máquina de coser con paraguas en un paisaje surrealista", una obra que muestra la intensa relación de Salvador Dalí con el séptimo arte y que será subastada el 4 diciembre.

Artcurial inauguró hoy una exposición que finalizará con la subasta el 4 diciembre de "Máquina de coser con paraguas en un paisaje surrealista", una obra que desborda su función original y "supone una reflexión sobre el poder del cine", aseguró a Efe uno de los directores asociados de esta casa de subastas, Bruno Jaubert.

El cuadro, pintado en 1941, estaba llamado a inspirar una secuencia onírica (o más bien, de pesadilla) en el filme "Moontide"(1942), cuyo rodaje inició el cineasta alemán Fritz Lang, pero que abandonó tras pelearse con los ejecutivos de la productora 20th Century Fox, explicó Jaubert.

Lang, uno de los máximos exponentes de la escuela expresionista alemana y apodado "maestro de la oscuridad", renegó del estilo edulcorado "made in Hollywood"que la Fox quería imponerle y fue expulsado del proyecto.

La dirección de la cinta fue retomada por Archie Mayo y el cuadro en el que debía basarse la escena encargado a Dalí, apartado de los planes de rodaje.

Tras el episodio, Dalí debería esperar hasta 1945 para materializar sus propuestas cinematográficas en EEUU, si bien entró por la puerta grande: nada más y nada menos que con Alfred Hichcock y su película "Recuerda", primera basada en el psicoanálisis, para la cual el maestro del suspense acudió al pintor surrealista.

Esta y otras colaboraciones más conocidas, como su contribución al cine de Buñuel y sus aportaciones para el corto de Disney "Destino"(finalmente estrenado en 2003), ponen de manifiesto el interés que el cine despertó en él y que también incorporaría a su obra pictórica.

El cuadro en venta, cuyo precio estimado es de entre 1,6 y 2 millones de euros, recrea un paisaje surrealista "genuinamente daliniano"protagonizado por una máquina de coser gigante en cuya superficie se apoyan suspendidos paraguas negros abiertos que proyectan su larga sombra sobre un escena de madera.

Todo en esta obra "remite al efecto grandioso de la proyección cinematográfica", desde las tablas del escenario hasta la perspectiva utilizada, dijo el responsable de la casa de subastas.

Pero al mismo tiempo, los elementos empleados no son casuales, ya que remiten a un verso del Conde de Lautréamont (considerado por los surrealistas como precursor e inspirador del movimiento) que decía: "Bello como el encuentro fortuito de un paraguas y una máquina de coser en una mesa de disección".

En conjunto, "los elementos de este pequeño cuadro dirigen al espectador hacia el pensamiento surrealista y el universo personal del pintor", afirmó el experto.

La relación de Dalí con el séptimo arte, no obstante, fue mucho más allá de su colaboración con la industria del cine: su obsesión con las cámaras se manifiesta en la mejor de sus creaciones: la del personaje que "se mete en escena y nutre su obra de su propia personalidad y pasa a formar parte integrante de esta".

Se trata de la pieza más importante dentro de un catálogo que cuenta con otras obras del artista, entre ellos, varios dibujos y uno de los ocho ejemplares de la escultura "La mujer del pan", que se espera que alcance entre 450.000 euros y 600.000 euros en la subasta.

Con la venta de este cuadro, Artcurial se suma a la fiebre daliniana que se produce estos días en la capital francesa con motivo de la retrospectiva del artista español celebrada en el Centro Pompidou, la primera desde hace más de tres décadas en París.