MENÚ
miércoles 12 diciembre 2018
00:45
Actualizado

Caine y los «yayo-cacos»

«Rey de ladrones» lleva al cine el robo del siglo cometido en Londres en 2015 por una banda de ancianos.

  • Caine y los «yayo-cacos»

Tiempo de lectura 4 min.

07 de diciembre de 2018. 03:34h

Comentada
G. N. .  7/12/2018

ETIQUETAS

«Muchos han calificado el robo de la cámara acorazada del Hatton Garden Safe Deposit en abril de 2015 como el atraco más grande de la historia de Inglaterra. No sé si se puede probar una afirmación tan contundente. Pero está claro que este robo era tremendamente ambicioso, tanto en su minuciosa planificación, su nivel de preparación y la organización del equipo que lo lleva a cabo, y también en lo que se refiere al valor del botín». Así se refería el juez que sentenció a la banda de Brian Reader por el que podría ser perfectamente el «atraco del siglo», un botín de 25 millones de euros extraído de una compañía de depósitos por un grupo de cacos de edades comprendidas entre 77 años y 49.

Este hecho, real aunque suene a inverosímil, se narra en «Rey de ladrones», donde sir Michael Caine da vida al líder de la banda, un viudo septuagenario que, junto a sus colegas, casi todos en la tercera edad, sorprendieron a toda Inglaterra con un espectacular asalto al dinero. «Es una de esas historias que escuchas y enseguida piensas que sería una gran película», opina Tim Bevan, productor del filme. Desde luego, un robo sumamente atípico: entre todos los integrantes de la banda sumaban 448 años. Lograron allanar 72 cajas de seguridad accediendo a las cámaras acorazadas mediante un butrón a un muro de hormigón de 50 centímetros.

Antes de que arrancara el proceso de guión, Michael Caine ya estaba apalabrado para la película. De hecho, el proyecto se elaboró alrededor de él. El británico sería el «Rey de ladrones». Cuando el actor supo de esta historia por la televisión, le dijo a su esposa: «Si hacen una película sobre esto, ¡apuesto a que piensan en mí!». Y así ha sido. Asegura el actor, de 84 años, «comprender el carácter» del líder de la banda: «Crecí en Elephant and Castle, un barrio de Londres donde había mucha delincuencia y mi madre siempre me decía: ''No le quites nada a los demás. Consigue lo tuyo''. Y eso es lo que he hecho». Su personaje, en cambio, es amigo de lo ajeno desde que tiene conciencia. La película, rodada íntegramente en Londres le ha permitido a Caine, que ha vivido durante años en Los Ángeles y luego apartado en la campiña inglesa, volver a recorrer zonas de la capital británica.

James Marsh, director de la cinta, encontró inmediatamente atractivo el proyecto: «Se parece a una historia mitológica de la que se pueden extraer muchas versiones. Cuando lees el titular te sientes irresistiblemente atraído. Es la historia de unos ancianos que cometen un atraco y que no saben nada del mundo moderno... Demasiado bueno para ser verdad si eres realizador o dramaturgo. Así que estoy seguro de que habrá más versiones de esta historia. Creo que nuestra perspectiva fue la correcta al incidir en el elemento cómico de la historia».

El último caballero

Efectivamente, «Rey de ladrones» opta por explotar la perspectiva ligera de este gran robo, acompañando la vis cómica de Michael Caine –tan flemática, tan de su tierra– con otros actores veteranos que dan vida a estos «yayo-cacos» que aprovechando las vacaciones de Semana Santa dieron el golpe que sedujo a toda Inglaterra y generó titulares sobre la persona de Reader como «el último caballero de los ladrones». Las disensiones entre ellos y algunos cabos sueltos después de un perfecto operativo de atraco hicieron que la Policía les siguiera la pista y desmantelara la banda. Los asaltantes recibieron penas de siete años de prisión por el enorme botín de dinero en concepto de diamantes que sustrajeron en Hatton Garden.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs