Sección patrocinada por sección patrocinada

Málaga

El expolio arqueológico de España que no cesa

Cuatro detenidos por vender piezas ilegalmente en anticuarios, uno de los cuales tenía hasta un museo ilegal

El expolio arqueológico de España que no cesa
El expolio arqueológico de España que no cesa larazon

Cuatro detenidos por vender piezas ilegalmente en anticuarios, uno de los cuales tenía hasta un museo ilegal. Se han recuperado 3.700 piezas.

Primero se detectaron unas columnas de de origen romano, piezas que estaban siendo vendidas sin conocerse su origen. Empezó a verse algunas de ellas como decoración en hoteles, triste destino para unos majestuosos fustes levantados en la antigua ciudad romana de Acinipo (sobre la que hoy se levanta Ronda) en el siglo I. Según la investigación llevada a cabo por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) en coordinación con la Fiscalía de Medio Ambiente de Málaga, estas piezas fueron el hilo del que rescataron más de 3.700 objetos arqueológicos expoliados del patrimonio de provincias como Málaga, Córdoba y Tarragona.

Fruto de la investigación realizada sobre esas transacciones de algunos anticuarios sospechosos, los investigadores comprobaron que los anticuarios habían confeccionado unos documentos fraudulentos de cesión y compraventa con el objetivo de enmascarar la ilegalidad de las piezas con las que se estaba traficando comercialmente, algo prohibido debido a la protección especial que tienen los restos arqueológicos, según informa EP, los cuales son considerados bienes de dominio público.

Sin embargo, las pesquisas depararían sorpresas: tras la entrada y registro del domicilio de unos anticuarios en la localidad de Antequera (Málaga), donde se intervinieron un total de 60 piezas -columnas, basas, bustos, etcétera-, se llevaron a cabo sucesivos registros en otros anticuarios de las localidades de Antequera, Marbella y Estepona (Málaga) así como en el municipio cordobés de Cabra donde se intervinieron dos piezas más. Incluso, en uno de los establecimientos registrados en Antequera se descubrió la existencia de un pequeño museo de carácter ilegal, del que se recuperaron otras 42 piezas.

Paralelamente a esta investigación se llevó a cabo la operación 'Patred' centrada en el comercio online ilegal. Fruto de esta investigación se han podido intervenir 436 piezas -numismáticas, bisutería- en Torremolinos (Málaga), 3.166 piezas en Lucena (Córdoba), una ánfora en Pizarra (Málaga), y una ánfora en Tarragona. El valor económico del total de las piezas recuperadas superarían los 500.000 euros en el mercado negro, pero los expertos explican que el valor histórico es muy superior al económico, ya que las excavaciones ilegales impiden investigaciones en los yacimientos para ampliar conocimientos sobre la época. El expolio ha provocado la destrucción total o parcial de los yacimientos citados, lo que deja el valor de mercado de las piezas en algo insignificante, según los investigadores. La destrucción del contexto arqueológico en el que se localiza la pieza ha dañado de manera irremediable la información histórica que el yacimiento contenía.

El material recuperado procede de diferentes épocas de la historia como la Prehistoria, Íbera, Romana, Medieval y Visigoda, destacando por su valor, singularidad, y buen estado piezas como una escultura togada sedente femenina de la época romana, una contrapesa de prensa de aceite de la época Íbero-Romana, una hacha plana de la Edad de Bronce, una pieza de cobre arsenicado, piezas de telares de la época romana, una hebilla visigoda, puntas de flechas romanas y visigodas, una vasija funeraria romana así como monedas de bronce y plata romanas.