Literatura

Estrella Flores-Carretero: «Mis novelas son muy cinematográficas»

Tras el éxito de su segunda novela «Piel de agua» publica «Duele la noche», en la que la protagonista se hace pasar por hombre para conseguir sus sueños.

Tras el éxito de su segunda novela «Piel de agua» publica «Duele la noche», en la que la protagonista se hace pasar por hombre para conseguir sus sueños.

Especializada en psicología clínica y educativa, entre sus hobbys destaca la escritura, que compagina con la dirección de cinco colegios en nuestro país. Después de alcanzar el número uno de ventas en España, Estados Unidos y Latinoamérica publica su nueva novela «Duele la noche» (Algaida), cuya protagonista se hace pasar por un hombre para conseguir sus sueños en la Barcelona de 1914 y el Berlín del psicoanálisis.

–¿De dónde surge su interés por la psicología y la docencia?

–He sido psicóloga durante 30 años y desde hace 25 me dedico a la psicología clínica, siempre lo he compaginado con la educación. No quería depender completamente de la psicología, por eso siempre la compaginé con la educación. Me gustaba la parte emprendedora que ha hecho que ahora dirija un grupo de colegios en distintos puntos de España. Además he dado clases de filosofía durante muchos años.

–¿Cuáles han sido las razones que le han llevado a escribir este nuevo libro?

–Escribo desde mi niñez cuentos y obras de teatro y mis hermanos y primos los representaban. Esa fue mi gran pasión, pero con el tiempo esos cuentos se convirtieron en novela. Me gusta situarlas en otra época porque vives doblemente la vida. «Duele la noche» está escrita durante dos años los fines de semana. A mí me daba mucha vergüenza publicar por el tema de las críticas. De hecho, mi marido publicó las primeras dos páginas de mi ópera prima «Días de sal» en un sitio de editores y la publicaron completa en 2008, cuando yo ya tenía escrita la segunda novela «Piel de agua».

–Si su marido no hubiese enviado las dos primeras páginas, ¿habría pensado en publicar la novela?

–A veces hay que arriesgarse y eso supone experimentar cosas nuevas. Entras en estado de pánico, de miedo al qué dirán y a la crítica. El hacerlo me ha ayudado a crecer como persona y tener otra visión del mundo.

–¿Ha plasmado alguna experiencia personal en «Duele la noche»?

–No hay una experiencia concreta porque es ficción. La Barcelona y el Berlín de esa época son reales. Lo que también es cierto es que en todas las novelas hay mucho de uno mismo, de reflexiones. En mis novelas no pretendo dar lecciones de nada pero sí invito a la reflexión y al aprendizaje.

–¿Se ha documentado en la Barcelona y el Berlín de esa época?

–Un amigo mío, que es historiador, se ha encargado de realizar esa investigación.

–Las mujeres de sus novelas son fuertes y persiguen sus sueños, ¿cree que en la literatura actual existen grandes protagonistas femeninas?

–Sí, creo que sí, a lo largo de la literatura las mujeres han tenido que camuflarse mucho. Yo siempre voy al pasado porque creo que, en un momento determinado, las mujeres no hemos tenido mucho acceso al conocimiento y a la superación. Es decir, nos teníamos que aguantar, por eso a mis personajes los saco del contexto.

–¿Cree que el personaje de Martina en «Duele la noche» se parece a usted?

–Creo que sí. Ella abandona todo porque no le gusta lo que tiene y lo cambia con el riesgo de que no salga como quiere. En mi vida profesional me ha pasado lo mismo, ha habido momentos muy críticos en los que me he arriesgado con tal de no perderlo.

–¿Ha pensado llevar alguna de sus novelas a la gran o pequeña pantalla?

–Creo que mis novelas son muy cinematográficas, sobre todo las dos últimas. De hecho, me entrevisté en Los Ángeles con Mark Johnson, productor de «Breaking Bad», porque estuvo mirando mi segunda novela. Pero no sé si algún día se llevará a la pantalla.

–¿Cuáles son sus futuros proyectos?

–Lo de escribir es un hobby que es incompatible con llevar los colegios. Creo que a los libros hay que darles su espacio. Hasta que «Piel de agua» no tuvo su recorrido no publiqué este nuevo.

–¿Y ahora se encuentra escribiendo otro libro?

–Siempre estoy escribiendo. Desde mi punto de vista, creo que «Duele la noche» es mi mejor novela por cómo está documentada, por la historia y, aunque esté situada en el periodo de entreguerras, le puede pasar a cualquiera en el presente y futuro. El libro anima a pegar ese salto a esa gente que no se atreve porque tiene miedo.