Arranca el salón internacional de la restauración de Lyon, referencia mundial

El eqipo español celeeba el premio conseguido en la pasada edición del SIRHA, en 2011. (AP Photo/Laurent Cipriani)
El eqipo español celeeba el premio conseguido en la pasada edición del SIRHA, en 2011. (AP Photo/Laurent Cipriani)

El salón internacional de la restauración, la hostelería y la alimentación (SIRHA) abrió hoy sus puertas en Lyon con un récord de participación y un ambicioso programa de eventos con el fin de convertir esta cita con la gastronomía en una referencia mundial.

Además de los concursos que dan brillo a este salón bianual, como el Bocuse d'Or, esta edición contará con la primera cumbre mundial de la gastronomía (SIRHA World Cuisine Summit) que reunirá a figuras de la alta cocina con empresarios y expertos internacionales en agricultura y alimentación.

Por el Bocuse d'Or competirán 24 países, entre los que por primera vez en 14 ediciones no figura España.

El equipo que lideraba el valenciano Evarist Miralles no logró clasificarse en la eliminatoria europea y posteriormente rechazó la invitación de la organización para poder disputar la final.

La directora general del SIRHA, Marie-Odile Fondeur, explicó a EFE que el salón internacional de la restauración de Lyon "será una especie de Davos de la cocina", en referencia al Foro Económico Mundial que se desarrolla esta semana en la pequeña localidad suiza del mismo nombre.

El objetivo de este nuevo evento es debatir sobre asuntos muy vastos como el futuro de la alimentación, el desarrollo sostenible o las nuevas tendencias culinarias y de diseño.

La directora del SIRHA califica de "excepcional"la presente edición del salón, que cumple 30 años, debido al número de expositores y marcas (2.988, una cuarta parte foráneas), el tamaño del recinto (120.000 metros cuadrados) y la previsión al alza de visitantes (más de 170.000 personas).

Asimismo, Fondeur prevé que durante los cinco días que dura está cita con las artes culinarias acudan unos 12.000 cocineros.

Con estas optimistas previsiones, la directora quiere contribuir a apoyar la candidatura de Lyon como futura sede en de la "Ciudad de la Gastronomía", un ambicioso proyecto francés por el que compiten otras cinco ciudades y cuya adjudicación está prevista que se anuncie en abril.

"Lyon es la capital mundial de la gastronomía porque lo lleva en el ADN", afirma Fondeur con el ánimo de contrarrestar las campañas de candidaturas como París, Tours o Dijon, cuyos primeros informes han sido mejor valorados por la comisión encargada del proyecto.

Entre las novedades de esta edición del SIRHA figura la "Cena de los chefs del mundo"(Le Dîner des Grands Chefs du Monde) en el Ayuntamiento de Lyon, al que asistirán el próximo lunes más de cien prestigiosos cocineros, que reúnen más de 200 estrellas de la guía Michelin.

Un plantel de profesionales de los fogones en el que brillan nombres como Alain Ducasse, Massimiliano Alajmo, Anne-Sophie Pic o Pierre Troigros, que se reunirán para homenajear al que consideran como su guía y precursor de la alta cocina francesa, Paul Bocuse.

Pese a sus recientes problemas de salud que obligaron a una breve hospitalización, la presencia de Bocuse, de 85 años, parece asegurada, confirmó la organización.

También está previsto que acuda al concurso que lleva su nombre, el Bocuse d'Or, que en esta edición ha introducido una novedad en su programa para espolear la creatividad y la capacidad de improvisación de los cocineros participantes, dado que se les informará con sólo 24 horas de antelación de una de las recetas que tendrán que realizar.

Además de Francia, Suecia y Noruega, los grandes favoritos, también lucharán el 29 y 30 de enero por el prestigioso trofeo México, Brasil y Argentina.