La SGAE presenta un Plan de Transparencia para ser «más digital, global y social»

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) quiere ser una institución "más digital, global y social", con un Plan de Transparencia que pretende devolverla a sus objetivos fundacionales: la mejora de las condiciones de trabajo de los creadores, la defensa del legítimo derecho a una digna contraprestación acorde con su talento y esfuerzo, así como el apoyo a quienes comienzan y la ayuda

a quienes están pasando dificultades.

La directora general de la SGAE, Natalia Garzón, fue la encargada de presentar este Plan en la reunión del Consejo de Dirección de la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC), en la que representantes de más de 3 millones de creadores y editores debatieron sobre cuestiones como la evolución de las sociedades de gestión en el entorno digital o la legislación de Propiedad Intelectual en todo el mundo.

Entre los acuerdos adoptados dicha reunión, se formalizó la elección de Garzón como miembro del Consejo de Dirección de la CISAC, un acuerdo que refuerza el posicionamiento internacional de la SGAE, dando voz a los creadores españoles en aquellos foros en los que se toman las decisiones estratégicas sobre la protección y defensa de sus derechos.

Este encuentro de la CISAC supuso una oportunidad para poner en valor la idoneidad de las alianzas entre las organizaciones de gestión colectiva. Así, el vicepresidente del Repertorio y Licencias de la sociedad americana Broadcast Music, Inc (BMI), Mike O'Neill, destacó que la incorporación de Garzón es una muestra más del compromiso de la entidad para convertirse en un aliado fuerte y fiable para las otras sociedades de gestión.