Me río del hambre

Cuando el protagonista de «Manual de exilio» llega a Francia en 1992 solo sabe tres palabras en francés: «Jean, Paul y Sartre». Tiene 28 años y es un escritor bosnio que ha desertado del ejército. Ha escapado de la guerra de los Balcanes con una libreta llena de notas sobre los muertos que ha visto, retratos del horror con nombres y apellidos que se convirtieron en un libro estremecedor, el primero que publicó en Francia, «Los bosnios» (Periférica, 2013). En una vieja bolsa lleva sus escasas pertenencias, se viste con varias prendas de ropa aunque es verano, es «el último grado de la soledad, del cansancio y de la tristeza».

Dicho esto podría parecer que este libro fuera un compendio del dolor, y lo es, pero al mismo tiempo destila ternura y un sentido del humor tan directo que hace que su lectura se acompañe de una frecuente sonrisa. Velibor Colic (Bosnia, 1964) huye del sentimentalismo riéndose de sí mismo, de sus pretensiones literarias (en su primera clase de francés escribe en su ficha que sus planes en Francia son ganar el Goncourt), de su hipocondría que le lleva a creer padecer las enfermedades de sus tres escritores favoritos del día, de sus frecuentes enamoramientos. Todo ello sin olvidar la continua presencia del hambre y del frío y las soluciones para escapar de ellos, porque hay que tener en cuenta que estamos ante un «manual». En su deambular conoce a curiosos personajes que le dan consejos para sobrevivir, aunque él también disfruta de sus descubrimientos: la película «Los diez mandamientos», que dura tres horas y cuarenta minutos, es la mejor relación calidad-precio que se puede encontrar para dormir caliente en invierno. Afortunadamente, Colic tiene a la literatura para salvarse, consigue publicar su libro sobre los bosnios gracias a que su país «está de moda» y nos muestra a esa cínica Europa que dio la espalda al conflicto de los Balcanes pero que disfruta escuchando a sus «pensadores» hablar sobre la guerra. Al dolor y el humor se suma un lirismo y una visión de la Europa en que nos hemos convertido que lleva a la reflexión. Si hay una novela que merezca los calificativos de impactante e imprescindible es esta.