Los Premios Max cambian su mecánica e incluyen un paso más en las votaciones

Los Premios Max de las Artes Escénicas han cambiado su mecánica y han incluido un paso más en las votaciones para elegir a los que se alcen con las estatuillas al introducir una fase de candidatos, que se ha dado a conocer hoy y que es previa a la de finalistas, una lista que se anunciará el 27 de marzo.

El comité organizador de los premios, compuesto por Ana Diosdado, Ramón Barea, Mariano Marín, Miguel Murillo, Carme Portaceli, Ricard Reguant, Juan Carlos Rubio, Rosángeles Valls, Eva Yerbabuena y Antonio Onetti, ha elegido, a través de tres comisiones territoriales, a 95 espectáculos para las 19 categorías en liza.

La comisión de Madrid ha estado compuesta por Yolanda García Serrano, como presidenta; Carmen Colino, Salvador Enríquez, Laura Kumin, Javier Vallejo y Ricard Reguant.

La de Barcelona, por Joan María Gual, como presidente; Antoni Bartomeus, Inés Boza, Miquel Curanta y Mar Gómez y Carme Portaceli.

En nombre de las quince autonomías restantes, la comisión ha estado presidida por Juan Vicente Martínez Luciano e integrada por Gonzalo Centeno, Ánxeles Cuña, María Isabel Jiménez García, Ramón López López, Carmen Márquez, José María Viteri y Ricard Reguant.

Desde el pasado 9 de octubre de 2013, fecha en la que entró en vigor el nuevo reglamento de los Premios Max, las compañías han podido inscribirse en esta edición hasta el 25 de noviembre, día en que se cerró el plazo de participación, siendo finalmente admitidos 231 espectáculos que cumplían todos los requisitos.

Tras la primera fase de selección, un jurado formado por los tres presidentes de las comisiones territoriales, cuatro personalidades de las artes escénicas y dos miembros del comité organizador decidirán los finalistas de las 19 categorías que concursan a la XVII edición de los Premios Max de las Artes Escénicas y que se anunciarán el próximo 27 de marzo, Día Mundial del Teatro.

El nuevo reglamento de los Premios Max, que organiza la Fundación SGAE desde 1998, pretende lograr unos galardones "más integradores, con un mayor peso específico de las candidaturas y una mayor igualdad para todos los participantes".