Mortadelo y Filemón hablan ya en alemán

Penguin Random House compra Ediciones B, el sello que era propiedad de Grupo Zeta y en el que publican autores como Francisco Ibáñez

Una viñeta de Mortadelo y Filemón, los personajes de Ibáñez
Una viñeta de Mortadelo y Filemón, los personajes de Ibáñez

Penguin Random House compra Ediciones B, el sello que era propiedad de Grupo Zeta y en el que publican autores como Francisco Ibáñez.

Desde hace días era un secreto a voces que ayer, pese a algún desmentido previo, se hizo público a través de un comunicado. Penguin Random House rubricó ayer un acuerdo con el Grupo Zeta que supone la adquisición de Ediciones B. La operación, en palabras de los nuevos propietarios del sello, tiene como objetivo «reforzar su cuota de mercado en España, Latinoamérica y en el mercado hispanohablante».

Ediciones B, nacida en 1986 cuando el empresario Antonio Asensio compró la histórica Editorial Bruguera, está formada por los sellos B, Bruguera, Vergara, Nova, B de Blook, B de Books, B de Bolsillo y B.cat, este último de reciente creación. Ediciones B es conocida especialmente por su labor en el mundo del cómic, sobre todo por los personajes de Francisco Ibáñez como los agentes Mortadelo y Filemón; 13, Rue del Percebe; o Rompetechos. A ellos se le suman series tan reconocidas como Superlópez, Zipi y Zape, Capitán Trueno, Jabato o la versión en viñetas de Los Simpsons de Matt Groening. Asimismo Ediciones B también cuenta hoy con autores de ficción y no ficción como Sarah Lark, John Katzenbach, Patricia Cornwell, P. D. James, Anne Rice, David Baldacci, Deepak Chopra y Ian Gibson, entre otros autores.

Estrategia de grupo

El anuncio de la compra, de la que no han trascendido las cifras, fue realizado por el director general de Penguin Random House, Markus Dohle, y por el presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio Mosbah. Todo ello se materializará una vez se haya dado cumplimiento a los requisitos jurídicos y administrativos pertinentes.

Para Asensio la venta de Ediciones B permitirá concentrar la estrategia del Grupo Zeta en impulsar sus principales activos periodísticos en unos momentos en los que se requieren enormes esfuerzos para abordar el proceso de transformación digital de los medios de comunicación. «Tenemos que adaptarnos a las nuevas exigencias sociales de la información, afrontando el reto de la digitalización de la prensa y manteniendo y potenciando a la vez la calidad, el prestigio y el reconocimiento de nuestras marcas y cabeceras. Es muy relevante haber llegado a un acuerdo con Penguin Random House. Es, sin duda, una de las editoriales más importantes del mundo, que fortalecerá aún más el formidable potencial de Ediciones B, tras 31 años de funcionamiento exitoso. Ediciones B queda en las mejores manos», ha añadido. Por su parte, Markus Dohle subrayó que «con la adquisición de los respetados sellos de Ediciones B ampliamos y crecemos aún más en los mercados de habla hispana, de importancia estratégica para nosotros, y seguimos construyendo nuestro compromiso de proporcionar a nuestros autores los mejores recursos editoriales y el mayor alcance para sus libros».

Hasta la formalización definitiva de la operación, Penguin Random House y Ediciones B seguirán funcionando de manera independiente y, cuando se formalice la venta, los sellos de Ediciones B en España y Latinoamérica pasarán a Penguin Random House Grupo Editorial. Por otra parte, Núria Cabutí Brull seguirá ocupando el cargo de CEO directora general de esta compañía, con el apoyo del director general de Ediciones B, Román de Vicente, y prevé que la nueva editorial publicará la muy respetable cifra de 2.000 títulos anuales.

El grupo asegura que mantendrá la identidad de los diferentes sellos de Ediciones B y seguirá publicando originales en español y traducciones al español y catalán de obras de ficción y no ficción para tanto para público infantil como adulto en diferentes formatos y en todos los sellos de Ediciones B, así como en los que ya forman parte del grupo.