Sexo y violencia en el último vídeoclip de Rihanna

Rihanna tiene muy claro que en esto del negocio de la música lo importante es que se hable de ti y ella, desde luego, sabe cómo hacerlo. Su último vídeoclip, "Bitch better have my money", lanzado hace sólo unas horas, está arrasando en Internet con más de 1,5 millones de visitas, gracias a su combinación de sexo, lenguaje inadecuado y violencia, además de música. La etíqueta de "Explicit", sólo recomendado para mayores de 18 años, en la página de Vevo donde está subido el vídeo ya es un reclamo suficiente para pinchar.

Se trata prácticamente de un cortometraje de siete minutos de duración protagonizado por ella misma y por los actores Eric Roberts y Mads Mikkelsen en el que la cantante se pone en la piel de una despiadada asesina que secuestra a la amante de su contable, que está despilfarrando su dinero. Con una estética de calidad, rodada en exteriores de lujo, y cargado de violencia y sangre, el videoclip está destinado a ser uno de los más vistos de la historia.

El tema es el adelante de su nuevo disco, R8, cuya fecha de lanzamiento aún no se conoce, pues ha sufrido ya algún retraso.