Cultura

Ryder Carroll: «Que algo sea urgente no significa que sea importante»

Director creativo y autor del método Bullet Journal

Con su método revolucionario trata de ayudar a invertir el tiempo y concentrarnos en aquello que es realmente importante.

Publicidad

Con un cuaderno y un bolígrafo desafía al mundo de las nuevas tecnologías. En su libro «El método Bullet Journal» (Planeta), como las piezas de un Lego, ayuda a priorizar, ordenar, alcanzar objetivos, recordar e incluso puede salvar una vida.

–En la era digital propone el método revolucionario de escribir con bolígrafo y en papel ¿No le han llamado loco?

–No, realmente. A lo mejor alguna gente se siente confundida sobre por qué escribir a mano o en un cuaderno cuando puedes conectar con gente alrededor del mundo empleando un teléfono o un email. Lo que yo hago es sentarme y explicarles por qué lo hago. Soy cuidadoso respecto a mi relación con la tecnología.

–¿Y por qué lo hace?

Publicidad

–Hay mucha gente que disfruta del papel y puede incluso ser una experiencia sensual que se pierde en el espacio digital. Las cosas parecen más reales si escribimos a mano. Es una manera de hacer que tus pensamientos posean sustancia.

–¿No sabemos invertir el tiempo?

Publicidad

– El tiempo que tenemos es limitado, pero a veces nos olvidamos. Podemos dedicarle mucho tiempo a cosas que no son importantes. Todo el mundo puede mejorar la manera de invertir su tiempo.

–Si el tiempo cotizara en Bolsa, ¿a cuánto estaría?

–¿El tiempo? No tengo ni idea. Simplemente sería el activo más valioso que podemos intercambiar. Uno no puede hacer tiempo, puede tomarse tiempo nada más.

–¿Qué dice su método del «lo dejo para mañana»?

–«Bullet journal» anima a plasmar tus ideas o lecciones, y tienes que decir cuáles son las prioridades. A lo mejor tienes tres cosas y tienes que decidir qué es importante hoy de esas tres. Y al día siguiente igual. Y si te das cuenta de que hay algo que no vas a hacer nunca, quizá sea que no es importante. Solo porque algo se pueda hacer no significa que se deba hacer. Y esto se olvida.

–¿No es indiscreto vaciar la mente en un cuaderno? ¿Qué pasaría si le robaran su Bullet Journal?

Publicidad

–Es un riesgo que estoy dispuesto a asumir. He perdido un par de cuadernos, pero siempre me los han devuelto. Y si alguien lo lee es la otra persona quien invade tu privacidad.

–¿Cómo la protegemos?

–Nunca he tenido que protegerla, simplemente la dejo en un escritorio y ya está.

–¿Deberíamos darnos de baja de las redes sociales para ser más productivos?

–Eso nos lleva a otra pregunta... Si la tecnología o las redes sociales son malas o no. No son evidentemente buenas o malas, sino que de nuestra relación con ellas. Se utilizan mucho como distracción y tenemos que saber de qué tratamos de distraernos. Están bien siempre que inviertas ese tiempo y te dé valor, qué añade más valor a tu vida.

–¿La libreta es un arma para aflorar oportunidades?

–Más que un arma sería como una lente, como unas gafas. Escribes para aprender a pensar, te permite tener más claridad sobre tu vida y con esto identificar las oportunidades y saber cuáles no valen tu tiempo.

–Dice que el método sirve para incluso archivar o descodificar de la mente un amor caducado o entender por qué fracasó...

–Sé a la historia a la que te refieres. En la vida tenemos experiencias y, quizá, algunas no necesariamente buenas. Cuando uno tiene un registro o un diario puede saber cómo ocurrieron las cosas porque tu memoria registra lo que ha pasado, y este registro puede ser muy diferente a los acontecimientos. Te permite tener equilibrio, percepción. A lo mejor pensaste que todo era perfecto en tu cabeza y con el tiempo te das cuenta de que no.

– «Si todo es prioritario es que nada lo es». ¿Hay que empezar por lo importante o por lo urgente?

–Depende de cada momento. ¿Lo urgente es importante? Es lo que tienes que averiguar y no siempre es el caso. Nos atrapamos en esa idea de hacer el máximo posible de cosas y nunca conseguimos la distancia de por qué es importante. Solo porque sea urgente no significa que sea importante.

–Dice que incluso salva vidas...

–Sí. Yo no puedo explicar qué es lo más importante en la vida de cada persona. Una madre tenía todos los síntomas que le iba pasando a su hijo y el día que tuvo un problema mayor, pudo salvarlo, ganó tiempo.