Ivanna Rossi: «Bailaría un tango con Santiago Segura»

Ivanna Rossi / Actriz. «La Celia» vuelve a España. Estará en Madrid hasta el próximo 7 de febrero, en el Teatro Marquina

Ivanna Rossi, actriz
Ivanna Rossi, actriz

«La Celia» vuelve a España. Estará en Madrid hasta el próximo 7 de febrero, en el Teatro Marquina

«La Celia» cuenta la historia de una joven que, con apenas 21 años, llegó en 1929 a España, junto a su padre, para cobrar una herencia. Y mientras cantaba tangos en un tren en dirección a Barcelona, un viajero, prendado de su voz, la contrató para una gran fiesta benéfica. A la misma acudió el rey Alfonso XIII, quien le abrió el camino hacia la fama. Ivanna Rossi encarna a Celia Gámez en un espectáculo que rinde homenaje, en el 25 aniversario de su fallecimiento, a una de las más célebres estrellas de la primera mitad del siglo XX. El repertorio incluye canciones como «Los Nardos», «Que viva España», «El Gulu Gulu», «El Pichi» o «El beso».

–¿La fama de «La Celia» no caduca?

–Es sorprendente que después de tantos años se la recuerde y reconozca entre los jóvenes. En mi caso, siendo argentina, fue triste no haberla conocido antes. Los amantes del teatro se encuentran con una historia verídica y flipan con la vida de esta mujer, que es de película. La música de Celia ha transcurrido por varios años. Siempre habrá alguien que la cante.

–¿Será inmortal?

–Claro. Su vivencia ha dejado algo muy fuerte e importante. Quizá éste sea el comienzo para que vuelva a existir la revista.

–¿Son las argentinas más divas que las españolas?

–Yo no tengo ese título. Se dice que ella era una diva, pero son épocas diferentes. Ahora se llama así a quienes miran todo desde arriba, se comportan de otra manera con el público y se enfrentan de otra forma ante la vida. Diva es una palabra vieja.

–¿Qué hay que tener para ser una estrella en España?

–No lo sé, la verdad. Me ha sorprendido lo que significaba Celia para los españoles, y estar aquí, por tercera vez, haciendo el espectáculo. El público se da cuenta cuando alguien es de otro país. Una en el escenario lo da todo. Yo creo que tengo lo necesario como para hacer lo que hago.

–¿Y para no estrellarse?

–Mucha humildad, compañerismo, trabajo y estudio. Ésta es una carrera que no descansa nunca.

–¿Qué tiene Ivanna Rossi de Celia Gámez?

–Me identifico un poco con su carácter de querer hacerlo todo.

–¿Si la viera actuar?

–Tuve el placer de conocer a su sobrina, que vive en Madrid, y el primer día me dijo que su tía estaría muy contenta de que yo recree su vida.

–Celia Gámez cautivó a Alfonso XIII. ¿Se imagina que logra usted hacer lo mismo a Felipe VI?

–(Risas) Sería un honor que viniese, pero no pasaría nada. Yo no tendría ningún romance con el Rey.

–Como experta en encarnar a figuras internacionales, ¿cuáles son las dificultades que presenta Celia Gámez?

–En este caso me toca ponerme en su piel y contar sus memorias, su vida, no sólo hacer tributo de sus canciones. Aquí juegan las tres cualidades del artista: el cante, el baile y la actuación. Ésa es la diferencia. Pero es un placer.

–¿Qué es lo más complicado entre cantar, bailar e interpretar?

–Hacerlo todo a la vez. La comedia musical requiere de las tres cualidades. Las obras en España duran bastante más que en mi país.

–Ella apoyó al bando vencedor en la Guerra Civil. ¿Y usted? ¿Suele ir con los vencedores o con los vencidos?

–No voy con nadie. Políticamente, Celia no era de ningún bando. Simplemente estaba donde le convenía para poder subirse al escenario.

–Con el «Ya hemos pasao» se burló del «No pasarán». Ya sabe que llamó miserables a los derrotados...

–Cometió un error y estuvo muy arrepentida. Hoy en día, los miserables son los que tienen el poder de manejar un país, pero no miran en la dirección correcta.

–¿Descansa Celia Gámez en paz con muchos secretos de alcoba?

–Se fue a la tumba con secretos, pero como todos.

–Ahora vuelve a España. ¿Que viva?

–¡Que viva!, por supuesto. He estudiado baile español, castañuelas y zapateo. Es algo muy arraigado. Pasan las décadas y se mantiene vivo, como el tango en Buenos Aires.

–¿Bailaría un tango con Messi?

–(Risas) No lo sé... Preferiría con Santiago Segura, que es de mi palo y hace comedia musical. En el tango, como en el flamenco, hay mucha pasión.

–¿Por qué tendría el público que ir a verla?

–Yo estoy en un segundo plano. Tiene que venir a pasar un buen rato y a recordar una época que España guarda en la memoria. «La Celia» forma parte de la historia, por lo que a los jóvenes les sirve para conocerla.

El lector

«Tanto en España como en Argentina me encanta llegar a las ciudades y leer los periódicos locales». A Ivanna Rossi le gusta saber lo que pasa en cada lugar que visita. «LA RAZÓN está en todos los hoteles a los que vamos», asegura.