Actualidad

«Lo nunca visto»: Entrañable caricatura del perdedor

Autoría y dirección: José Troncoso. Intérpretes: Belén Ponce de León, Alicia Rodríguez y Ana Turpin. Teatro Español (Sala Margarita Xirgú). Hasta el 13 de octubre de 2019.

Publicidad

Después del insospechado y merecido éxito de «Las princesas del Pacífico» –una modesta producción que aún sigue representándose desde su estreno en 2015–, José Troncoso, más conocido por su faceta de actor, vuelve a embarcarse en la dirección de otra obra que tiene características muy similares a la anterior y en la que ha trabajado prácticamente con el mismo equipo. A Belén Ponce de León y a Alicia Rodríguez se les suma ahora en el reparto Ana Turpin para componer con mucho talento este cuadro carnavalesco –sórdido, divertido y tierno a partes iguales– de perdedores y sueños truncados; de toda esa gente común y anónima que no por «no haber tenido nunca talento», como se dice en la propia función, dejarán de tener la misma necesidad de reconocimiento, amistad y cariño que cualquier triunfador. Una ajada profesora que da clases de danza y teatro a niñas ve cómo su miserable escuela va a desaparecer por falta de alumnas y de dinero para mantenerla. Como broche de oro a su fracasada carrera, decide montar un gran espectáculo con sus ex alumnas. Pero solo dos de ellas, que son tan miserables como la profesora, acudirán a la llamada: una yonki cuya identidad no llega nunca siquiera a quedar clara y una ama de casa que, después de perder a un hijo, ha escapado de un marido violento y maltratador. Las tres juntas pondrán en pie una calamitosa obra que aborda, precisamente, las desastrosas vidas de cada una. Buscando una poética de la fealdad y el desamparo que recuerda mucho a la compañía La Zaranda, «Lo nunca visto» recorre la existencia de estos tres personajes en un viaje cargado de humor, con escenas muy logradas, que nos permite reflexionar sobre nuestra incapacidad para acertar con las opciones que se presentan en nuestras vidas y sobre la imposibilidad de dar marcha atrás una vez que hemos optado.