Cultura

Teresa Berganza sobre Domingo: "Nadie tiene derecho a juzgar a nadie"

La mezzosoprano, amiga y compañera del tenor a lo largo de su carrera, se pronuncia sobre las denuncias de acoso sexual por parte de nueve mujeres, ocho de ellas anónimas

La mezzosoprano, amiga y compañera del tenor a lo largo de su carrera, se pronuncia sobre las denuncias de acoso sexual por parte de nueve mujeres, ocho de ellas anónimas

Publicidad

"Nadie tiene derecho a juzgar a nadie y menos en público", ha asegurado en declaraciones a Efe la mezzosoprano Teresa Berganza sobre los testimonios de varias mujeres que acusan de acoso sexual en los años 80 al tenor Plácido Domingo."Nadie tenemos derecho a juzgar a nadie sin saber lo qué ha ocurrido. Me da mucha pena por Plácido porque lo quiero y es mi amigo", ha resaltado.

La agencia Associated Press publicó la noche del lunes una información según la cual ocho cantantes y una bailarina -todas ellas de forma anónima excepto una, Patricia Wulf- denunciaban que habían sufrido acoso sexual en el pasado, unas acusaciones ante las que él respondía en el mismo medio que siempre creyó que sus "relaciones"e "interacciones"eran "bienvenidas y consensuadas".

Como consecuencia, la Ópera de Los Ángeles, de la que el tenor es director general, ha abierto una investigación y tanto la de San Francisco como la Orquesta de Filadelfia han apeado al artista de sus compromisos futuros.

"Que aireen la vida privada de una persona en todos los medios del mundo... No quiero dar mi opinión porque nunca lo he hecho. No opino ni sobre la vida que llevan mis hijos, pero nadie tiene derecho a juzgar", ha recalcado.

Publicidad

Ambos artistas se conocen de toda la vida y han compartido escenario numerosas veces. La última vez fue en 2011 en el Teatro Real con motivo del 70 cumpleaños de Domingo. Fue la sorpresa de aquella noche. "Querido Plácido -le dijo- se suponía que ahora salía yo y cantaba 'La Traviata' pero 'è tardi', como diría Violeta, 'è tardi' en general. Je t'aime, eso que tú me has dicho a mí tantas veces antes de matarme. Te quiero por lo guapo que eres, lo bien que cantas y porque eres una gran persona". Tras asegurar que era "el mejor amigo, padre y compañero", un profesional al que sus colegas respetan y quieren a partes iguales, Berganza le cantó a continuación "a lo Marylin Monroe"el "Happy Birthday".