Cultura

Sustazo de Fortes en desesperante petardo

Imposible corrida de Cuvillo para la cuarta de la feria de Málaga

MÁLAGA, 16/08/2022.- El diestro Jiménez Fortes sufre una cogida por su primero, en Málaga
MÁLAGA, 16/08/2022.- El diestro Jiménez Fortes sufre una cogida por su primero, en Málaga FOTO: Daniel Pérez EFE

En menos de quince minutos La Malagueta se llenó. En menos de otros quince protestaba despavorida. Motivos tenían. Les habían robado un toro. Y no cualquiera, porque que te quiten uno del de La Puebla es dolor de corazón, negrura de alma, no peccata minuta. El Cuvillo salió descoordinado. No pisaba bien dos veces. Se desplomó en banderillas tres o cuatro. Estaba cantado, pero el presidente se hizo el remolón con los pañuelos y por arriba, por presidencia, no apareció otra cosa que el blanco para cambiar tercios. Uno detrás de otro (como si fueran cervezas) para llegar al de muleta. Y entonces vino lo previsible de Morante. Dos o tres muletazos. A ración de las caídas del toro y la espada montada. Bronca. Para todos. Al Palco. Al toro. A Morante, no. Líbrele Dios, de momento. La ilusión inicial se nos quebró rápida a la espera del cuarto.

El gesto de Morante que irritó al público

Y entonces aquí tronó Málaga, esta vez para el torero porque vio lo que tenía delante, que era un Cuvillo con la casta bajo mínimos que se quedaba por debajo, sin querer pasar y sin clase para hacer esfuerzos. Salió con la espada de matar y pocas cosas hay que enfaden más al público. No se alargó el de La Puebla y acortó faena. La bronca fue de las grandes, más cuando Morante hizo un gesto como de llevarse la mano a la oreja. (Ni Madrid suena así).

Veníamos de habernos quedado en shock con el torero de la tierra: Fortes. Toreó con suavidad en el capote al tercero, lo llevó al caballo y le buscó las vueltas en el último tercio. El animal soltaba la cara, le faltaba entrega en el viaje, querer tomar el engaño por abajo y el viento hacía el resto. Saúl encontró en un par de pases las teclas, los momentos, el juego de muñecas, los tiempos, el ritmo, el temple lo tiene, por eso siempre se le espera. Luego tiene esa puñetera maldición que nos ahoga que cuando un toro le levanta los pies del suelo se masca la tragedia en un elevado porcentaje. Y así fue la escena más tenebrosa de lo que, al parecer, después contaron de enfermería. Pero en la voltereta el animal, ocurrió todo muy rápido, inapreciable al ojo humano, le pasó por encima y le pisó la cara, más de 500 kilos de bestia, y lo dejó inerte en la arena. Su historia lo precede. Y asusta. La imagen, también. Se lo llevaron a la enfermería y poco tardaron en llegar las primeras noticias sobre el pisotón y la posible fractura de mandíbula. El susto había sido horrible.

MÁLAGA, 16/08/2022.- El diestro Jiménez Fortes sufre una cogida en el primero de los de su lote EFE/Daniel Pérez
MÁLAGA, 16/08/2022.- El diestro Jiménez Fortes sufre una cogida en el primero de los de su lote EFE/Daniel Pérez FOTO: Daniel Pérez EFE

Como la corrida de Cuvillo, que no le embistió ni uno. Ni por error. Esa es la verdad. De ahí la desesperanza. En el país de los tuertos, Talavante se las vio con un segundo que tenía otro ritmo, sobre todo por el pitón diestro, por donde más lo vimos. Le molestó el viento y la faena tuvo altibajos manteniéndose siempre en las medianías, ni rompió la faena por arriba ni se resquebrajó. La espada encontró hueco a la primera. El descastado quinto y el deslucido sexto, que le tocaron a Tala, sumaron puntos para que la tarde acabara en un petardo. Irremediable.

Ficha del festejo

MÁLAGA. Cuarta de feria. Se lidiaron toros de Núñez de Cuvillo. 1º, imposible por flojo; 2º, noblón; 3º, manejable; 4º, deslucido; 5º; descastado y de corta arrancada; 6º, descastado. Casi lleno.

Morante de la Puebla, de verde manzana y oro, media, dos descabellos (silencio); estocada en el que mató por Fortes (silencio); media estocada (bronca).

Alejandro Talavante, de azul noche y oro, estocada (saludos); estocada corta delantera (silencio); pinchazo, media, cinco descabellos, aviso (silencio).

Jiménez Fortes, de azul marino y oro, cogido.

Parte médico: posible fractura del pómulo y lo trasladan al hospital.