Un Sant Jordi espléndido

Grandes multitudes, autores internacionales, rosas y largas colas, el día del libro llena Barcelona de lectores en una edición que consigue aumentar las ventas

María Dueñas fue la gran protagonista de este Sant Jordi con su nueva novela, protagonizada por Mauro Larrea
María Dueñas fue la gran protagonista de este Sant Jordi con su nueva novela, protagonizada por Mauro Larrea

Grandes multitudes, autores internacionales, rosas y largas colas, el día del libro llena Barcelona de lectores en una edición que consigue aumentar las ventas

Si no existiese Sant Jordi, habría que inventarlo, y no sólo para que fuera un día al año, sino un día al mes o un día a la semana. Ver las calles repletas de gente en busca de un libro y una rosa es algo extraordinario y ayer, con un sol de justicia y un ambiente general de optimismo, con la sensación de que las ventas iban a subir, todavía más. Las colas para encontrar al escritor fetiche se multiplicaron una y otra vez, ya fuera con María Dueñas, Ibáñez, Ken Folleto o Jo Nesbo. Había quien podía pasarse hasta dos horas esperando pacientemente para poder hablar con su autor favorito y conseguir una firma. «La percepción de ventas hasta el mediodía es superior a lo que las librerías consiguieron el año pasado», comentaba Antoni Daura, presidente del Gremio de Libreros de Cataluña, antes de anunciar la lista de los libros más vendidos.

No ha habido grandes sorpresas. En ficción en castellano, María Dueñas ha sido la gran vencedora con «La Templanza» (Planeta), seguida de cerca de nombres como David Trueba «Blitz» (Anagrama), Arturo Pérez-Reverte, «Hombres buenos» (Alfaguara), el único que no vino a firmar, Francisco Ibáñez, «El tesorero» (Ediciones B), la nueva aventura de Mortadelo y Filemón, o Albert Espinosa con «El mundo azul. Ama tu caos» (Grijalbo). En no ficción, las estrellas absolutas resultaron los libros de cocina, de «Grandes platos para todos los días» (Temas de hoy) a «Masterchef Junior» (Temas de Hoy). Después ya llegaron los nostálgicos con «Yo fui a EGB2» (Plaza & Janés), de Javier Ikaz y Jorge Díaz. En cuanto al catalán, en ficción el gran vencedor fue Xavier Bosch con «Algú com tu» (Planeta). Le sigueron Sílvia Soler con «Un any i mig» (Columna) y Albert Espinosa, que hacía doblete en castellano y catalán.

En el Sant Jordi más internacional que se recuerda, los autores extranjeros alucinaban con lo que estaban viviendo. El arisco James Ellroy hasta se volvía tierno y decía estar viviendo «un día espléndido». Quizá era porque alguno de sus lectores le daban a él 50 euros para pagar su libro. No, no se los quedó. Pietros Markaris, por su parte, aseguraba que «no hay nada así en Europa» y se apuntaba a liderar una iniciativa para repetir la fiesta en todas las ciudades del mundo. Philip Kerr, que repetía por segundo año, criticaba que en su país, donde San Jorge es el patrón nacional, nadie sabe nada de este día. «Hay veces que no firmas nada. Me han llegado a pedir que lo hiciera en nombre de otro escritor, pero no hay nada mejor para un autor que un poco de humillación», afirmaba. Otros, en cambio, como John Banville, se mostraban malhumorados cuando no firmaban. Empezó con fuerza, pero después se colocó en la misma caseta que Ibáñez y ahí se acabó todo.

Porque las firmas más buscadas seguían siendo las nacionales, como la del padre de Mortadelo y Filemón, que tenía colas tan largas que le dijeron que dibujara más rápido a sus personajes eternos. Nunca repitió motivo y siempre estampó un dibujo diferente, ya fuese una flor, una abeja, un buitre o un gusano. Almudena Grandes, más relajada porque no tenía novedad, tuvo incluso que grabar un vídeo para felicitar a unos recién casados en su boda. Todo por los lectores. Los políticos también intentaron robar protagonismo a los escritores, de Oriol Junqueras, a quien Carme Riera, sorprendida al verle le preguntó qué hacía allí, a Albert Rivera, Miguel Ángel Revilla o Juan Carlos Monedero. No lo consiguieron

María Dueñas, con mucho temple

Era su quinta participación en Sant Jordi y volvió a ser la estrella absoluta de la jornada. Durante las tres primeras horas de la mañana no paró de firmar ni un segundo. A las dos de la tarde, cansada, María Dueñas por fin, pudo descansar un poco en la comida que organiza el Grupo Planeta. «Es una fiesta maravillosa y el encuentro con los lectores resulta entrañable. Hay incluso una señora que siempre viene para pedirme una dedicatoria para su marido fallecido. Las firmas póstumas son raras», dijo.

Los más vendidos

FICCIÓN

En castellano

- «La Templanza», María Dueñas (Planeta)

- «Blitz», David Trueba (Anagrama)

- «Hombres buenos», Arturo Pérez-Reverte (Alfaguara)

- «El tesorero», Francisco Ibáñez (Ediciones B)

- «El mundo azul. Ama tu caos», Albert Espinosa (Grijalbo)

En catalán

- «Algú com tu», Xavier Bosch (Planeta)

- «Un any i mig», Sílvia Soler (Columna)

- «El món blau. Estima el teu caos», Albert Espinosa (Rosa dels vents)

- «L’àguila negra», Joan Carreras (Proa)

- «Un film (3.000 metres)»,Víctor Català (Club Editor)

NO FICCIÓN

En castellano

- «Grandes platos para todos los días», Jordi Cruz (Temas de Hoy)

- «MasterChef Junior», varios autores (Temas de Hoy)

- «Yo fui a EGB 2», Javier Ikaz y Jorge Díaz (Plaza & Janés)

- «De lo peor, lo mejor», Auronplay (Martínez Roca)

- «Destroza este diario», Keri Smith (Paidós)

En catalán

- «És l’hora dels adéus?», Xavier Sala i Martín (Rosa dels Vents)

- «Ole tu!!», Lluís Jutglar Calvés (Ara Llibres)

- «Córrer per pensar i sentir», Francesc Torralba (Angle)

- «Ja t’ho faràs!!», varios autores (Cossetània)

- «Sàpiens. Una breu història de la humanitat», Yuyal Noah (Ediciones B)