NBA

Pau Gasol celebra la mayoría de edad de su premio como Novato del Año

Fue el primer europeo en recibir el trofeo. Luka Doncic fue su sucesor el año pasado

Pau Gasol
Pau Gasol

“No cabe duda de que voy a trabajar para ser uno de los mejores y poder estar a la altura de esas grandes estrellas porque además tengo plena confianza en mis posibilidades”, decía Pau Gasol el 24 de abril de 2002 con el título de Rookie del año en sus manos. 18 años después el mejor jugador español de la historia está confinado en Estados Unidos inmerso en la recuperación de una lesión que le tiene desde hace más de un año sin jugar un partido oficial.

Pau debutó en la NBA el 1 de noviembre de 2001 ante los Pistons de Detroit. Arrancó el partido sentado en el banquillo y fue el primer recambio entre los hombres altos de los Grizzlies. Se emparejó con un clásico de la Liga, el ala-pívot Cliff Robinson y en segundos atrapó su primer rebote defensivo. La primera canasta llegó gracias a una asistencia de Jason “Chocolate Blanco” Williams. Fue en un contraataque. Pau corrió por la calle central, recibió poco después de la línea de tres y machacó a una mano sin oposición. Sólo tardó cuatro partidos en anotar más de 20 puntos. Fue el comienzo de la explosión.

Mates delante de Kevin Garnett, David Robinson, Tim Duncan, Karl Malone... Importó muy poco que los Grizzlies fueran uno de los peores equipos de la Conferencia Oeste. Superaron de milagro las 20 victorias y Pau se convirtió en su valor más seguro. Estuvo en el All Star con el equipo de novatos y en la segunda mitad de la temporada confirmó su extraordinaria regularidad. Anotó entre 10 y 30 puntos en 59 de los 82 partidos y su candidatura al premio al Novato del Año no admitió discusión. Fue elegido por 117 votos de los 126 emitidos (más del 92 por ciento). Richard Jefferson con 3 votos, Jason Richardson (2), Jamaal Tinsley (2) y Kirilenko (2) no le hicieron sombra. Pau fue el líder entre los novatos en puntos (17,6), rebotes (8,9), tapones (2), tiros de campo (51,8) y dobles-dobles (35). Sólo otros cuatro rookies en la historia de la Liga han ofrecido unos números similares a los suyos (más de 17 puntos, 8 rebotes, 2 asistencias y 2 tapones): David Robinson, Tim Duncan, Chris Webber y Pat Ewing.

Pau se convirtió hace 18 años en el primer europeo que ganaba un premio tan prestigioso. Otras grandes estrellas de la Liga procedentes de Europa como Dirk Nowitzki y Giannis Antetokounmpo, pese a ser elegidos MVP de la competición, nunca llegaron a ganarlo. El relevo para Pau llegó 17 años después cuando Luka Doncic, en 2019, recibió el trofeo al mejor novato de la temporada.

Aquel Pau llegó a la NBA después de una temporada en la que ganó la Liga y la Copa siendo clave para el Barça. Lo hizo semanas después de ganar el bronce en el Eurobasket de 2001 ante la Alemania de Dirk Nowitzki. Física y baloncestísticamente era un jugador por hacer. Un dato: en su primera temporada anotó un triple en sólo cinco intentos. En los dos años y medio que pasó en los Spurs, más cerca de los 40 que de los 30, superó el centenar. Su siguiente objetivo es recuperarse plenamente de sus problemas físicos para poder jugar una temporada más y despedirse del baloncesto en los Juegos de Tokio 2021.