Increíble: acaba de empezar y ya tenemos el fallo más estúpido de la temporada

A puerta vacía se tropieza cuanto todo el mundo cantaba gol

Aster Vranckx tiene 17 años y es famoso ya en el fútbol. Aunque no por los goles que mete, sino por los que falla. Le pasó en el partido en Bélgica entre el KV Mechele y el Oostende.

En el minuto 66 con el marcador a 0-0 llegó una jugada de rebotes increíbles en el área, balones cruzados, despejes absurdos, tropezones y finalmente el balón le cayó en la línea de gol a Vranckx para que lo rematase. Era tan fácil, tan fácil... que lo falló.

Después su equipo perdió 0-1. “No podemos culpar a Aster en absoluto. Por supuesto, si esa pelota entra, podríamos haber ganado el partido. Pero él ha hecho un gran partido, ha dominado todo el centro del campo", aseguró su entrenador.