El plan del Real Madrid con el delantero centro

Tras el empate a cero contra la Real Sociedad en el club dan vueltas a cómo solucionar la falta de gol

Había que ganar el partido en Anoeta contra la Real Sociedad y Zidane miró al banquillo en busca de soluciones. Como el rival estaba apretando y el equipo se descosía, tiró de Casemiro para dar fuerza al centro del campo. Como Modric estaba cansado, dio paso a Valverde, que tiene más zancada. Y como Rodrygo hacía tiempo que no aparecía, decidió sacar a Marvin, un canterano de 20 años.

¿Y Borja Mayoral y Jovic? “Si tienes que cambiar a un punta no hay problema pero con otro tienes que cambiar el dibujo y quería jugadores por banda”, dijo para explicar que en un partido sin goles, no utilizase ninguno de los delanteros centros que estaban sentados en el banquillo.

El problema de jugar por las bandas fue que las veces que Vinicius llegó con velocidad y peligro por su lado, apenas encontró a quien centrar. Porque solía ser Benzema quien le daba el pase en profundidad y después no había nadie que llegase al remate.

La temporada pasada Benzema terminó con 27 goles y después Ramos, que hizo 13; Rodrygo que marcó 7 (3 de ellos en un partido); Kroos, 6 y Vinicius, Modric y Casemiro 5. En total marcaron 22 futbolistas. Y con ese reparto y la solidez defensiva, terminó bien la temporada.

¿Le valdrá para ésta?

Ahora mismo Zidane tiene cuatro delanteros, pero sólo le vale uno: Benzema, que es imprescindible y que la temporada pasada jugó 48 encuentros, más que nadie en la plantilla de Zizou. Mariano no se va, pese a que todo el mundo le repite que se marche del club, porque no va a tener minutos. Le pasó el curso pasado, donde tuvo un momento de gloria, en el segundo gol que le marca al Barcelona en el Bernabéu, y después se pasó la temporada sin casi nada que ofrecer. El delantero, sin embargo, confía en que si resiste, gana. Es decir, si aguanta y es capaz de no perder la paciencia por no jugar, tendrá sus minutos. Pero es que el curso pasado jugo 86 minutos, el que menos de la primera plantilla, menos que Brahim

Bojar Mayoral ha estado en el mercado todo el verano, en busca de una oferta que convenza a todos. El Real Madrid sabe que su canterano es un futbolista valorado y por el que se puede pedir una cantidad apreciable. El plan era traspasarlo. El mercado cierra el 4 de octubre y según recordó Zidane en la conferencia de prensa previa al partido contra al Real Sociedad, “puede pasar de todo”. Los planes en el fútbol varían según los resultados y habrá que ver cómo van los partidos del conjunto blanco hasta esa fecha. El futuro de Mayoral puede cambiar.

Otro caso particular es Jovic, un delantero fichado el verano pasado, joven (22 años) y por el que se pelearon los grandes de Europa. Parecía un buen fichaje, pero no es lo mismo el Eintracht que el Real Madrid y la presión y la necesidad de jugar bien en los pocos minutos que vas a tener. En Inglaterra aseguran que el Chelsea hizo una oferta por él este verano y que el futbolista no quiso marcharse.

De ellos depende Zidane porque no está en los planes del club fichar ningún delantero en lo que queda de mercado. El entrenador francés confía ciegamente en Benzema, porque es un seguro de vida, pero no va a poder disputar todos los encuentros de la temporada. Necesita otro nueve motivado y en el que confíe. Por ahora, no parece que lo que tenga le guste en exceso.

La ausencia de Hazard es importante, no sólo por que lo que da al juego y al desborde con sus regates, sino también porque es un acreditado goleador y tiene que ayudar al equipo. También se cuenta con que Asensio no pudo aportar el curso pasado y que es uno de los futbolistas de la plantilla que más goles tiene.