“Vamos a otro confinamiento”

El aumento de contagios y que la cepa británica no es marginal, como dijo Fernando Simón provocan esta declaración de Alfonso Reyes

El ministro de Sanidad, Salvador Illa ha hablado de la cepa británica
El ministro de Sanidad, Salvador Illa ha hablado de la cepa británicaEUROPA PRESS/R.Rubio.POOL Europa Press

La tercera ola ya está contaminada por la cepa británica y los casos se multiplican. Así, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha informado este miércoles de que España ha confirmado hasta la fecha casi un centenar de casos de la variante británica de coronavirus y existen “varios cientos más” pendientes de validar. Ha indicado que, pese a que no hay una “evidencia sólida” sobre el nivel de contagiosidad de esta variante, en el Ministerio están “siguiendo con mucha preocupación y de forma muy continuada” la evolución de casos relacionados con ella. El pasado lunes, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, descartó que el incremento de casos de coronavirus en el país se deba a esta variante y lo achacó al comportamiento de algunos ciudadanos en estas fechas.

“Pasamos unas vacaciones mejor de lo que deberíamos y ahora estamos observando las consecuencias”, ha escrito el ex jugador de baloncesto Alfonso Reyes en las redes sociales. “Lo de pasar de 6 a 10, los allegados y el cachondeo de las 17 navidades no ha tenido nada que ver. No se podía saber. Ojalá me equivoque pero derechos a otro confinamiento”.

Parece, sin duda, que hacia eso nos encaminamo: El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha transmitido al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la reunión del Consejo Interterritorial poder adelantar la hora del toque de queda una hora, pudiéndose quedar establecida a las 21.00 horas. El Gobierno murciano ha decidido prohibir a partir de este jueves las reuniones familiares, sociales y lúdicas entre personas no convivientes de carácter informal y no reglado. De esta forma, solo estarán permitidos los encuentros entre personas que pertenezcan a un mismo núcleo de convivencia. En Galicia se ha anunciado el adelanto del toque de queda a las 22:00 horas y el cierre perimetral de un total de 63 municipios, incluidas las siete ciudades, que quedarán aislados de manera individual desde la medianoche de mañana. Cierre perimetral de la comunidad también en La Rioja, así como del área formada por Logroño y los dos municipios mayores de su cinturón y el cierre de todos los establecimientos públicos no esenciales a las 17 horas desde la medianoche del próximo sábado, 16 de enero. Además, se ha recomendado el autoconfinamiento de toda la población, especialmente a los mayores de 65 años. La Junta de Extremadura ha decidido prohibir durante una semana la movilidad intermunicipal en todas las localidades de la región, salvo causas justificadas, y amplía a todos los municipios con más de 5.000 habitantes el cierre de la hostelería y comercio no esencial.

Por su parte, Cantabria prorroga el cierre del interior de los locales de hostelería, desde la noche de este viernes, durante otros 30 días, además de que los establecimientos comerciales de más de 400 metros cuadrados no podrán abrir los fines de semana y se reducirá el aforo en la cultura.

El cierre del interior de los bares ha sido decretado también, desde la pasada medianoche, en Castilla y León, que suspende, además, la actividad en los grandes establecimientos comerciales y en instalaciones deportivas cubiertas.

“El problema no es la cepa británica, el problema es nuestro comportamiento, las medidas de control de la cepa británica o española o sudafricana son los mismos, si aplicamos correctamente las medidas de control, la transmisión se controla”, afirmó hace poco Fernando Simón.

Para Alfonso Reyes, el problema es que tampoco parece que el plan de vacunación vaya con la prisa que debiera. Ésa tendría que ser la barrera definitiva contra el coronavirus, pero no termina de hacerse con la celeridad que debería o que todo el mundo esperaba.

“Estando como estamos, que no haya un plan nacional de vacunación serio, efectivo y absolutamente prioritario, es cuando menos, irresponsable”, asegura Alfonso Reyes, que pasó el coronavirus y está indignado con todo lo que está sucediendo