A Maradona “lo emborrachaban a propósito” y le daban “15 pastillas para dormir”

Se filtra la declaración ante la Justicia de su expareja Verónica Ojeda

Verónica Ojeda es la madre de Diego Fernando, el hijo pequeño de Diego Armando Maradona.
Verónica Ojeda es la madre de Diego Fernando, el hijo pequeño de Diego Armando Maradona.

El espectáculo montado en torno a la muerte de Diego Armando Maradona no para y cada día se conoce un nuevo episodio de la investigación que está llevando la Fiscalía General de San Isidro. Lo último es la filtración de la declaración ante la Justicia de Verónica Ojeda, expareja de Maradona y madre de su hijo más pequeño, Diego Fernando.

Ojeda habló de las condiciones de las que vivía Maradona: “Respecto a los últimos días de Diego, puedo decir que una vez que se instaló en el barrio privado San Andrés, al salir de la Clínica Olivos, me sorprendieron las condiciones en que vivía en esa casa. Estaba totalmente desatendido. Tenía un baño químico, que era un baño de plástico blanco colocado dentro de un andador que estaba a un costado de la cama”.

Verónica Ojeda explicó el deterioro que sufrió la salud de Maradona desde que Alfredo Cahe dejó de ser su médico: “En el año 2007, cuando éramos pareja, se internó para tratar su adicción al alcohol, circunstancia a la que logré que accediera gracias al doctor Alfredo Cahe. Recuerdo también que mientras estaba con internación domiciliaria, tenía, por disposición de Cahe, todos los cuidados médicos necesarios. Puedo decir que noté que desde que Alfredo Cahe dejó de ser su médico de cabecera, su salud comenzó a deteriorarse cada vez más y que incluso no se le brindaba la medicación acorde a su patología”.

“Mientras Diego estaba en la casa de Brandsen, cerca de La Plata, previo a su internación, vi cosas que no me gustaban respecto a la atención de la salud de Diego. De hecho, tengo una sospecha muy fuerte de que quienes lo asistían lo emborrachaban a propósito y le mezclaban psicofármacos con alcohol. Me refiero a su colaborador Charly. Sospecho que lo emborrachaban a propósito porque Diego siempre fue una persona muy vulnerable por el entorno que lo rodeaba en ese momento, siempre fue influenciable”, continuó la expareja de Maradona.

“Actualmente tomaba medicación psiquiátrica para su tratamiento contra el alcohol, recuerdo que en la casa de Brandsen tomaba alrededor de 15 pastillas para dormir. Era la psiquiatra Cosachov la que le prescribía la medicación”, relató Ojeda.