FC Barcelona

El Barça suda en la prórroga para sobrevivir

La defensa rescató (103-93) al Barcelona tras verse dominado durante los tres primeros cuartos

Katsikaris, técnico del Unicaja, recibió una técnica descalificante en la prórroga
Katsikaris, técnico del Unicaja, recibió una técnica descalificante en la prórroga FOTO: Juan Carlos Hidalgo EFE

El Barça se agarró a la defensa para seguir vivo en la Copa y reeditar hoy en semifinales con el Baskonia la última final de la Liga Endesa. Unicaja fue por delante durante 33 minutos, forzó la prórroga y llevó más allá del límite a los de Jasikevicius. Con menos de 24 horas de tregua habrá que ver cómo responden las piernas de los azulgrana ante un rival con más cuajo que los malagueños.

La Copa es un mundo aparte y este año más. Que se lo digan al Barça. Llegaba con once victorias en los últimos doce partidos y el Unicaja, con diez derrotas en los últimos once. Pues lo del primer cuarto fue un monólogo de los malagueños para desesperación de Jasikevicius. El técnico se desesperaba mirando el marcador y a sus jugadores en el banquillo. «Quince puntos en cuatro minutos», bramaba saliéndose del traje. Y el Unicaja, con Darío Brizuela desencadenado, volaba. La agresividad en los dos lados de la pista contrastaba con la dejadez con la que compareció el Barcelona. Triple va triple viene. Balones a Guerrero por dentro para que el pívot internacional abusara de Pustovyi. Jasikevicius agitó el banquillo. El triple cambio no surtió efecto. La escapada del Unicaja era de aúpa. En nueve minutos, el Barça se vio 20 abajo (9-29) y empezó a arreglarlo con un parche en forma de dos triples. El único consuelo culé era que restaba toda la vida por delante y que el Unicaja era imposible que mantuviera el acierto mostrado en el primer cuarto: sólo cuatro errores en el tiro.

Jasikevicius logró al menos que su equipo cumpliera uno de sus mandamientos: en la Copa no se pueden perder nunca los papeles, aunque las cosas vayan muy mal. Y a eso se agarró el Barça. Con mucha paciencia, defendiendo como son capaces y buscando canastas fáciles. Unicaja pronto comprobó que las facilidades concedidas en el arranque se habían terminado. Los puntos apenas llegaban desde el tiro libre. La facilidad con que Higgins y Abrines sumaban contrastaba con el goteo del marcador malagueño. El Barça alcanzó el descanso ileso para todos los daños que había sufrido en el primer parcial.

Unicaja volvió respondón. En vez de lamentar la pérdida de la ventaja siguió siendo atrevido. Al primer intento de asalto azulgrana (44-47), Brizuela levantó la voz. Anotó 8 puntos seguidos, el equipo recuperó la puntería exterior con cinco triples en este cuarto y el Barça se cobijó en Calathes. El base griego asumió toda la responsabilidad ofensiva para que el agujero (55-65) no se ampliara. Anotó nueve puntos y evitó que el gesto del Barça empeorara.

Katsikaris había pedido llegar igualados al último cuarto y su equipo superó las expectativas. Afrontó el tramo decisivo en ventaja (60-65) y la defensa del Barça dio un paso al frente. Al Unicaja le empezó a faltar el aire y cuando pareció asfixiado (79-70) resucitó. El responsable volvió a ser Brizuela (33 puntos) que lideró a los suyos hasta la prórroga. El Barça se movió mejor en las arenas movedizas. Mirotic y Higgins fueron los ejecutores de un Unicaja que nunca se rindió.

103. Barcelona (15+24+21+28+15): Calathes (17), Kuric (7), Higgins (22), Mirotic (16) y Pustovyi (0) -quinteto titular- Hanga (6), Abrines (11), Davies (10), Westermann (5), Smits (4) y Oriola (5).

93. Unicaja (29+15+21+23+5): Díaz (9), Brizuela (33), Waczynski (10), Suárez (5) y Guerrero (10) -quinteto titular- Fernández (7), Thompson (3), Abromaitis (6), Alonso (0), Nzosa (4) y Bouteille (6).

Árbitros: Pérez, Cortes y Manuel. Eliminado Díaz. Técnicas a Díaz y Waczynski. Técnica descalificante a Katsikaris.

Incidencias: último cuarto de final de la Copa del Rey disputado en el WiZink Center a puerta cerrada.

Cuartos de final: Lenovo Tenerife, 87-Hereda San Pablo Burgos, 76; Real Madrid, 85-Valencia, 74; TD Systems Baskonia, 96-Joventut, 87 y Barcelona, 103-Unicaja, 93.

Semifinales: Lenovo Tenerife-Real Madrid (sábado, 16:00, #Vamos) y TD Systems Baskonia-Barcelona (sábado, 19:00, #Vamos).

Final (domingo, 18:30, #Vamos)