Fútbol

“Nunca he tomado metanfetamina. Tampoco he pasado años enganchado a la cocaína”. “Frágil”, retrato íntimo de Marco van Basten

El ex futbolista holandés repasa su carrera y su vida en un libro, donde refleja sus temores, sus dudas y sus dramas, además de sus éxitos

Marco van Basten
Marco van Basten

“Nunca he tomado metanfetamina. Tampoco me he pasado años enganchado a la cocaína. Ni me metí en una piscina con mujeres desnudas en una Eurocopa o en un Mundial. Tampoco soy adicto al juego. Y nunca he llevado peluquín. Siento decepcionarle”. Así comienza “Frágil. Mi historia”, la autobiografía de Marco van Basten publicada por la editorial Córner (300 páginas). Un libro que hace de todo menos decepcionar.

Más impactante aún es el prólogo, en el que Marco relata los peores momentos provocados por la lesión de tobillo que le obligó a la retirada. Cuando se sentía un futbolista jubilado y una persona dependiente que ni siquiera podía llegar al cuarto de baño si no era a gatas.

Las imágenes de la biografía de Van Basten son duras. Lo que debía ser un relato del éxito es también un relato de dolor, de drama y de ruina, de inversiones equivocadas y dinero perdido.

Van Basten repasa su carrera en el libro, su fichaje por el Milan y la impresión que le causó Berlusconi. “Es un buen tío”, dice. Y las dudas por el estado de su tobillo que tantos problemas le dio después.

No pasa por encima de los problemas de vestuario y de la importancia de los jugadores en las decisiones de los directivos. Como sucedió en la selección holandesa cuando los futbolistas se encontraron con Leo Beenhakker en el banquillo después de haber pedido a Johan Cruyff y el ambiente irrespirable que había en la concentración neerlandesa durante el Mundial 90. Holanda llegaba como campeona de Europa, un título conseguido gracias, en buena parte, a sus goles. Y especialmente a esa volea imposible que superó a Dassaev en la final. Marco cuenta qué le pasó por la cabeza antes de rematar. Pero en el Mundial de Italia hicieron el ridículo.

"Frágil. Mi historia". la autobiografía de Marco Van Basten
"Frágil. Mi historia". la autobiografía de Marco Van BastenEditorial Córner

La selección holandesa y el Ajax han marcado su carrera junto al Milan. Y no siempre se sintió seguro de ser el mejor. Van Basten no se guarda las dudas que le generó el ofrecimiento de ser seleccionador cuando sólo había dirigido al equipo juvenil del Ajax. Un trabajo demasiado estresante. Tanto, que hizo un recorrido extraño en su carrera. Después de llegar a la cima no le importó volver a comenzar como segundo entrenador. El fútbol ha pasado a ser más de los entrenadores que de los jugadores y Van Basten no se siente a gusto en ese terreno.

El histórico “9”, uno de los mejores de la historia, refleja los temores, las dudas y la tensión que viven los entrenadores. Humanizan a las estrellas también las dificultades que relata en su acercamiento al italiano después de su llegada al Milan.

No fue todo sencillo en el equipo rojinegro. Los entrenadores, a pesar de que luego fue uno de ellos, nunca han sido una especie muy apreciada por Van Basten. Sólo algunos, como su maestro Johan Cruyff, gozan de su respeto y su cariño. Arrigo Sacchi, aunque parezca sorprendente, está muy lejos de ser el entrenador favorito de Van Basten.

Pero lo peor de todo es lo que queda después de abandonar el césped. El éxito es de todos. Los dramas se viven en solitario.