Juegos Olímpicos

España es el “dream team”

Sólo Japón, como anfitrión, Australia y Estados Unidos están más representados en los torneos de equipos en Tokio. Una gran esperanza de medallas

La selección femenina de baloncesto
La selección femenina de baloncestoDaniel PérezEFE

Las competiciones por equipos han sido una de las fortalezas del deporte olímpico español, una fuente asegurada de medallas, aunque algunas de las selecciones más tradicionales tienen aún pendiente subir el último peldaño del podio. España presenta nueve equipos de 16 posibles a los Juegos, sólo superado por Japón, que como anfitrión está representado en todos los deportes, y Australia y Estados Unidos, que han clasificado a un total de once equipos. La delegación española iguala la marca de Río 2016, su mejor representación por equipos exceptuados los Juegos de Barcelona 92

1. Fútbol

Aquella «Quinta del Cobi» en Barcelona abrió el camino de los éxitos que llegaron después para el fútbol español, que logró su primer gran triunfo donde menos se esperaba. El oro olímpico llegó antes que el triunfo en los torneos absolutos, aunque no ha tenido continuidad. Después de caer contra Argentina en Atlanta 96 y del bronce en Sídney 2000 llegó la sequía. No regresó a los Juegos hasta Londres 2012, adonde llegaba como campeona de Europa sub 21 y una de las favoritas al oro, pero inexplicablemente cayó en la primera fase llevándose por delante el puesto de Luis Milla como seleccionador. Ahora es otro Luis, De la Fuente, el que intenta volver a andar el camino hacia el oro con una selección de las más potentes de todo el torneo.

2. Baloncesto

El oro es la medalla que le falta a este deporte en los Juegos. La selección masculina ha encadenado tres medallas olímpicas consecutivas, dos de plata, en Pekín y en Londres, y el bronce de Río de Janeiro. Es la última oportunidad para Pau Gasol de subir ese escalón. El último representante de los juniors de oro disputa sus quintos Juegos y refuerza el equipo que fue campeón del mundo en 2019. El equipo que ganó el Mundial en 2006, el primer oro español en un gran torneo masculino, ha encontrado relevo.

El equipo femenino defiende la medalla de plata lograda en Río. Sólo las superó Estados Unidos en la final y han completado un excepcional ciclo olímpico, en el que lograron el oro en el Europeo, aunque no pudieron hacer valer su condición de locales en el Eurobasket disputado este verano en España, donde fueron séptimas. Desde los Juegos de 2016 han logrado dos oros europeos y un bronce en el Mundial de 2018.

3. Balonmano

Las «Guerreras» fueron el último equipo en clasificarse. Tuvieron que hacerlo en el Preolímpico, confirmando que la renovación efectuada por el seleccionador, Carlos Viver, después de Río 2016, ha funcionado. El gran éxito del balonmano femenino español llegó en los Juegos de Londres 2012, con la medalla de bronce, pero el relevo está asegurado.

Los «Hispanos» han tenido un camino menos tortuoso para llegar a Tokio 2020. Han ganado dos oros europeos (en 2018 y en 2020) desde que se quedaron fuera de los Juegos de Rio y son los actuales campeones continentales, además de medalla de bronce en el último Mundial disputado este mismo año. Jordi Ribera, el seleccionador español, sí disputó los Juegos de 2016 dirigiendo al anfitrión, Brasil, y ha devuelto la alegría al grupo español. Como sucede en el baloncesto con Gasol, el torneo servirá de despedida a una exitosa generación encabezada por Raúl Entrerríos.

4. Hockey hierba

El oro que consiguieron en los Juegos de Barcelona le valió para siempre el apodo de las «chicas de oro» a las integrantes del equipo femenino de hockey hierba. Una hazaña que no se ha vuelto a repetir, pero eso no significa que el hockey femenino haya dejado de ser competitivo. Desde aquel histórico triunfo sólo han faltado a los Juegos de 2012 y es la selección que más veces ha participado en el torneo olímpico, diez, igualada con Australia. Llegan con la confianza que les da su buena actuación en el Europeo, donde cayeron con Bélgica en la lucha por la tercera plaza.

La constancia en la participación olímpica la tiene también la selección masculina, que no falta a unos Juegos desde 1956 en Melbourne. Ha participado en 18 ocasiones y sólo la superan India (21) y Países Bajos (19). La plata conseguida en los Juegos de Pekín en 2008 es la referencia para el hockey masculino.

5. Waterpolo

En los últimos años había sido el equipo femenino el encargado de defender el honor del waterpolo español en los grandes torneos, pero el masculino se ha puesto a la altura en los últimos campeonatos.

La selección femenina llega como subcampeona del mundo y campeona de Europa, un título logrado el año pasado, siempre de la mano de Miki Oca. El mítico jugador de la época dorada del waterpolo español, en aquella generación liderada por Manel Estiarte, ya era el seleccionador femenino cuando se ganó la plata olímpica en los Juegos de 2012.

El equipo masculino, después de unos años difíciles, en los que parecía imposible superar los cuartos de final en los grandes torneos, ha regresado al máximo nivel del waterpolo mundial. El equipo dirigido por David Martín ha encadenado tres medallas de plata en los últimos torneos, dos en los campeonatos de Europa intercaladas por una plata en el Mundial. Quedan lejos aún los tiempos en que el waterpolo español era siempre el favorito en las grandes competiciones, como sucedía en aquel equipo que perdió el oro en la final de sus Juegos de Barcelona, pero se cobró la revancha cuatro años después en Atlanta. Ésa es la referencia.