Alcácer marca el camino

Paco Alcácer, en un entrenamiento de la Selección
Paco Alcácer, en un entrenamiento de la Selección

Paco Alcácer ha caído de pie en la Selección absoluta. El delantero del Valencia participó en todas las categorías inferiores de España menos en una.

Paco Alcácer ha caído de pie en la Selección absoluta. El delantero del Valencia participó en todas las categorías inferiores de España menos en una: se fue con los «mayores» sin pasar por la sub’21. Su primera llamada fue el 29 de agosto, un día antes de cumplir 21 años. Podía parecer una presencia circunstancial dentro de la pasarela del «9» que Del Bosque lleva haciendo desde hace mucho tiempo, incluso desde antes del Mundial de Brasil, pero Alcácer llegó para quedarse. Jugó unos minutos el amistoso ante Francia y después se estrenó como titular ante Macedonia, un duelo de clasificación para la Eurocopa, y marcó un gol. También anotó ante Eslovaquia, pese a que fue suplente, y repitió contra Luxemburgo, en un partido en el que Del Bosque probó un sistema nuevo, con dos delanteros más puros: Alcácer y Diego Costa. Son cuatro partidos, tres oficiales, y tres goles, uno en cada uno de estos últimos.

El seleccionador entiende que el mérito para ir a la Selección debe ganarse en los clubes, y que una de las maneras de mantenerse en las listas es aprovechando la oportunidad con la camiseta roja. «Alcácer es un ejemplo. Ha demostrado que, si lo haces bien, puedes seguir viniendo, aunque no tengas mucho nombre», asegura Morata, uno de los «nuevos» en esta convocatoria, muy solicitado en Las Rozas por los medios. El ex delantero del Madrid se fue a la Juve y poco a poco se está haciendo un hueco (4 goles en 208 minutos en 7 encuentros del Calcio). Ve en Alcácer el reflejo de lo que le puede pasar a él. «Del Bosque me ha dicho que si estoy aquí es porque me lo merezco, que nadie me lo ha regalado», insiste el atacante. Incluso en el entrenamiento del miércoles el técnico le dio el peto de los titulares, para seguir insistiendo en esa nueva idea de actuar con dos puntas. Por tanto, podría debutar con la absoluta por todo lo alto, en el partido oficial contra Bielorrusia en Huelva. Su currículum con la sub’21 le avala: 13 goles en 13 partidos, campeón de Europa en 2013.

Un ejemplo similar es Nolito, aunque él no es ya un jovenzuelo. Tiene 28 años, pero su gran campaña con el Celta le ha llevado a cumplir un sueño del que no quiere despertar. «Esperanza de seguir viniendo siempre hay. Tengo la oportunidad de estar aquí y, si juego, intentaré hacerlo lo mejor posible», asegura el futbolista gaditano, que pagó la novatada en la primera comida, cuando le dijeron que tenía que cantar al acabar. No iba en serio. Nolito no cree que tenga problemas para adaptarse al característico estilo de España. «Al final es fútbol, se juega con una pelota», analiza.

Caras como la de Morata o Nolito han dado el relevo a veteranos como Fernando Llorente (rival de puesto también en la Juve con Morata) o Torres. «De verdad que no cerramos la puerta a nadie», insiste Del Bosque, pero se hace complicado pensar que el delantero pamplonés o el madrileño vuelvan a ser internacionales. El puesto de «9» lleva tiempo siendo un problema en España. En el Mundial de Suráfrica actuó ahí Villa, o Torres en algún encuentro, pero desde entonces casi todo han sido pruebas. Exitosas como la de Fàbregas de delantero mentiroso en la Eurocopa de 2012, o calamitosas como la de Diego Costa en el Mundial de Brasil. El hispanobrasileño tiene 26 años y Del Bosque sigue confiando en él, pese a que es baja en esta convocatoria. En el Chelsea está demostrando que lo del año pasado en el Atlético no fue casualidad. Pero junto a él hay sitio para más, y Morata y Nolito están ahí. «Queremos aprovecharnos de los goles y del estado de forma. Es posible que tengamos problemas para abrir la defensa de Bielorrusia, por lo que necesitamos gente habilidosa», dijo Del Bosque en relación a ellos y también a Callejón, otra de las novedades para estos partidos. Alcácer les ha demostrado que si lo hacen bien pueden seguir. «Ya veremos si lo de los nuevos es flor de un día o no», retó el seleccionador en Radio Marca.