Deportes

Así es Simone Biles, la gimnasta que saltó el triple doble

Un doble mortal con triple pirueta en la rutina de suelo: dos saltos mortales con tres rotaciones. Eso es lo que hizo Simone Biles que ha dejado con la boca abierta a todo el mundo. Biles consiguió un total de 118.500 puntos por delante de Sunisa Lee y de Grace McCallum.

Publicidad

La gimnasta logró lo que parecía imposible. Es la primera mujer en conseguirlo y a sus 22 años se ha convertido ya en una leyenda de la gimnasia al lograr su sexto título consecutivo en Estados Unidos. En total tiene de veinticinco medallas entre Mundiales y Juegos Olímpicos, 18 de oro.

Se ha convertido en una leyenda viva del deporte mundial y pese a su juventud es la referente de la gimnasia mundial. Enfrentada a la federación estadounidense por lo que considera el poco apoyo que recibieron las gimnastas por los abusos sexuales del que fuera médico del equipo Lawrence Nassar. “Es difícil venir aquí por una organización, después de que ellos nos hayan fallado tantas veces. Nosotras teníamos un objetivo, e hicimos todo lo que nos pidieron, incluso cuando no queríamos, y ellos no pudieron hacer un maldito trabajo”.

Biles se ha convertido en una líder, en la “veterana” que guía a las jóvenes.

Con sólo 1,45 metros y sin superar los 50 kilos ha batido cualquier techo posible. Ha superado todas las adversidades. “Mi camino al éxito comenzó el día en que mi abuelo y su esposa nos adoptaron oficialmente a mi hermana y a mí. Mi mamá biológica sufría de adicción a las drogas, y cuando yo tenía tres años nos retiraron de su custodia a mis hermanos y a mí. Desde entonces, rebotamos de casa en casa hasta que cuando tenía seis años, mis abuelos tomaron la valiente decisión de adoptarnos”, reconocía en unas declaraciones que recogía la CNN. “Si bien yo era niña cuando comenzó mi calvario en el sistema de orfanatos, recuerdo cómo me sentía cuando me pasaban por alto o me ignoraban. Como si nadie me conociera ni quisiera conocerme. Como si no contaran mis talentos ni mi voz. “Encontrar una familia me hizo sentir que yo importaba. Encontrar una pasión, algo que amaba y en lo que era buena, me hizo sentir que yo importaba. Representar a mi país y ser parte de un equipo olímpico tan maravilloso es valioso, al igual que ser un modelo para quienes buscan cumplir sus sueños”.

Publicidad

Y ella está decidida a cumplir los suyos