Así va la Operación Triunfo de los jóvenes de Zidane en el Real Madrid

Zidane, en el partido contra el Villarreal
Zidane, en el partido contra el Villarreal

El partido contra el Villarreal fue una especie de Operación Triunfo dirigida por Zidane a los jóvenes para comprobar si pueden o no seguir en el Real Madrid. Son partidos de prueba, de hacer méritos y algunos saben que su futuro puede depender de lo que hagan ahora.

Mariano hizo dos goles e intentó todos los remates posibles. Y lamentó profundamente que Asensio no le pasase un balón para hacer el "hat trick". "Claro que no ha tenido muchas oportunidades porque ha estado lesionado, sobre todo con una lesión larga", explica Zidane. Su esfuerzo es encomiable, pero no se va a quedar en el conjunto blanco porque va a llegar Jovic.

Brahim es quizá el futbolista que más está haciendo para quedarse la temporada que viene. Cada partido que juega deja alguna huella de su potencial. Titular contra el Villarreal, volvió a ser de los mejores, como en Getafe. "Cuando coge el balón se va a la portería, puede hacerlo bien o mal, pero es un jugador que siempre quiere buscar el espacio", dice Zizou. Le ha entrado por los ojos. El problema es si va a tener minutos.

Valverde. Es un futbolista al que Zidane está probando mucho, más que a, por ejemplo, Ceballos. Contra el Villarreal jugó de interior, por delante de Kroos y Casemiro. Le gusta porque da consistencia al centro del campo y puede ser un buen recambio el año que viene.

A Vallejo también le está dando minutos y ha repetido pareja con Varane durante dos encuentros consecutivos por delante de Nacho. Contra el Rayo hizo un penalti discutible, contra el Villarreal marcó el segundo tanto. El problema es que llega Militao.

Y Vinicius al que la operación triunfo no le afecta porque va a seguir en el Real Madrid. Pero sí que quiere demostrarle a Zidane que va a ser un jugador clave el año que viene.