Deportes

Copa del Rey

El Madrid se desata para alcanzar la final

El acierto en los triples y la contundencia de Tavares desarmaron al Lenovo Tenerife (94-74). Thompkins y Rudy, vitales desde el banquillo

Rudy, que jugó sus primeros minutos en la Copa, después de anotar un triple
Rudy, que jugó sus primeros minutos en la Copa, después de anotar un triple Jorge Zapata EFE

El Real Madrid vuelve a estar donde siempre desde 2014, en la final de la Copa del Rey. De los apuros ante el Breogán a la suficiencia con la que se impuso al Lenovo Tenerife. El sobresaliente acierto de tres (14/26), la contundencia de Tavares y la exigente defensa a Marcelinho fueron obstáculos insalvables para los canarios. Todo resultó mas sencillo de lo que esperaba el equipo blanco.

Laso lo avisó. El Madrid iba a tener una especial atención con Marcelinho. Y ahí apareció Taylor para que el brasileño no se hiciera con el control del partido. El sueco no sólo logró desactivar al director de juego canario. En menos de cinco minutos anotó los tres triples que intentó. No lo hizo desde las esquinas habituales. Es más, uno llegó en el último segundo de posesión y no fue el único. El Madrid mostró un acierto extraordinario desde la línea de tres para ir desgastando la resistencia del Lenovo Tenerife. Acabó el primer cuarto con 6/8 y al descanso presumía de un sobresaliente 10/17. Un alto porcentaje con muchos tiros y con siete jugadores anotando desde la larga distancia es un desgaste excesivo para cualquiera.

La inspiración del Madrid, además del inmaculado Taylor, llegó desde el banquillo. Thompkins vivió sus mejores minutos en el equipo en muchos meses. Cuando anotó la primera, el banquillo se puso en pie. Fue la señal de que el estadounidense estaba inspirado. Hizo ocho puntos consecutivos con acciones de todos los colores y cuando colocó un tapón sus compañeros no pudieron disimular las sonrisas. Al ala-pívot le tomó el relevo Rudy. Se estrenó en la Copa con otros ocho puntos en un visto y no visto. El Madrid mandaba, pero las diferencias no eran definitivas (42-28) porque la dirección del equipo era irregular. Heurtel no estaba como en cuartos y con Llull el equipo tiene dinamita, pero no fluye, aunque pueda sonar raro después de anotar 50 puntos en los dos primeros cuartos.

Laso tiene un arsenal tan amplio que las virtudes muy a menudo disimulan las carencias. La intrascendencia de Heurtel contrastó con la continuidad en el acierto de tiro de tres. Y si además por dentro aparece Tavares... la escapada definitiva llegó en el tercer cuarto. Un triple de Abalde, el cuarto de Taylor y ocho puntos del pívot allanaron un camino a la final mucho menos bacheado de lo que se esperaba.

94. Real Madrid (26+24+23+21): Causeur (5), Abalde (7), Taylor (12), Yabusele (5) y Tavares (15) -quinteto titular- Hanga (3), Heurtel (12), Poirier (12), Thompkins (11), Deck (2), Llull (2) y Rudy (8).

74. Lenovo Tenerife (20+18+17+19): Marcelinho (12), Salin (6), Todorovic (12), Doornekamp (2) y Shermadini (14) -quinteto titular- Sastre (6), Guerra (6), Borg (7), Wiltjer (9), Sulejmanovic (0) y Rodríguez (0).

Árbitros: Peruga, Jiménez y Perea. Sin eliminados.

Incidencias: 6.000 espectadores en el Palacio Municipal de Deportes de Granada. Primer partido de semifinales de la Copa del Rey.

Programa

Cuartos de final: Joventut, 62-Lenovo Tenerife, 64; Real Madrid, 73-Leche Río Breogán, 67; Valencia, 83-UCAM Murcia, 86 y Barcelona, 107-BAXI Manresa, 70.

Semifinales: Lenovo Tenerife, 74-Real Madrid, 94 y UCAM Murcia-Barcelona.

Final: Real Madrid-¿? (domingo, 18:30, #Vamos).