Baño de realidad

Luka Doncic debuta en la NBA con una derrota. Fue titular, estuvo muy vigilado y fallón en el tiro pero... «Me he sentido muy bien», aseguró.

Doncic, con el número 77 de los Mavericks, se estrella con la defensa de Chandler de los Suns
Doncic, con el número 77 de los Mavericks, se estrella con la defensa de Chandler de los Suns

Luka Doncic debuta en la NBA con una derrota. Fue titular, estuvo muy vigilado y fallón en el tiro pero... «Me he sentido muy bien», aseguró.

Luka Doncic ya sabe con qué se va a encontrar en los próximos 81 partidos de su vida: juego duro, agresividad extrema en los dos lados de la cancha y ganas de frenar a un rookie al que más del 40 por ciento de los «general manager» de la Liga ven como Novato del año. El base esloveno debutó con los Dallas Mavericks y lo hizo con derrota (121-100) ante los Suns de Phoenix. ¿Su primera conclusión? «Sé que puedo hacerlo mucho mejor y la verdad es que no he jugado mi mejor partido», afirmó el exmadridista. Su estreno estuvo marcado por las faltas (3 al descanso), los errores en el tiro (5/16) y los fogonazos de un jugador llamado a ser muy importante desde ya en los Mavs. Doncic acabó con 10 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias, aunque las cifras fueran lo de menos. «Es un día especial para mí. Debutar aquí es como un sueño hecho realidad y me he sentido muy bien», dijo. Pocos grandes jugadores europeos pueden presumir de unos números mejores en el día de su estreno.

Doncic tuvo enfrente al número uno del «draft». Deandre Ayton está llamado a ser su gran rival en la lucha por el premio de Novato del año y el imponente pívot bahameño (2,16 y 115 kilos) respondió a las expectativas con 18 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias para un equipo que el año pasado fue el peor de la Liga.

A la alegría por el estreno, Doncic añadió el reencuentro con el seleccionador de su país, Igor Kokoskov. El técnico serbio que hizo a Eslovenia campeona de Europa en 2016 es el primer europeo que ejerce como entrenador en una franquicia estadounidense.

El masivo estreno de los jugadores españoles (sólo Abrines debutó en la jornada inaugural con derrota ante los Warriors) estuvo marcado por su escaso protagonismo con la excepción de Nikola Mirotic. En su quinta temporada en la Liga, la primera completa con los Pelicans de Nueva Orleans, el ala-pívot fue decisivo en la victoria (112-131) ante los Rockets de Houston, uno de los pocos candidatos capaces de discutir el anillo a los Warriors. Mirotic aportó 30 puntos, 10 rebotes y 3 asistencias y demostró que con Anthony Davis puede formar una de las mejores parejas interiores del campeonato. Entre ambos firmaron unos números de escándalo: 62 puntos, 26 rebotes y 11 asistencias. Ricky, Pau, Juancho, Ibaka y Calderón comenzaron ganando, aunque en papeles secundarios. Marc y Willy lo hicieron con sendas derrotas. Tiempos difíciles en Memphis y Charlotte.