El Madrid se queda solo

Derrotó al Herbalife en un agónico final, y se pone líder de la Liga Endesa en solitario.

Era el primer examen serio y el Real Madrid lo resolvió con solvencia. Lejos de la brillantez de las cinco citas anteriores, el equipo de Pablo Laso se deshizo del Herbalife Gran Canaria, el rival más incómodo con el que se ha topado en lo que va de temporada. Los isleños llegaban con las mismas victorias que Madrid y Barça a la sexta jornada. Sólo el Real ha sido capaz de prolongar su racha hasta la media docena de victorias. Ya es líder en solitario. El lugar que por baloncesto y sensaciones debía ocupar en exclusiva hace semanas.

Los de Laso llegaban al Centro Insular, una de las canchas más calientes de la Liga, con un balance que asustaba. Cinco triunfos en otros tantos partidos y una media de 28 puntos de diferencia. Pablo Martínez supo controlar la fluidez habitual de los blancos y sólo les permitió anotar 75 puntos. Fue suficiente. El Madrid perdió el primer parcial y se encontró con que a falta de cinco minutos los tres estirones que había dado le habían servido de muy poco (59-60). Ahí apareció la imponente figura de Mirotic. El ala-pívot de origen montenegrino se había exhibido en el primer cuarto con 11 puntos. En los últimos cinco minutos anotó seis más para terminar con 19 puntos, 7 rebotes y 6 faltas recibidas. Hay algo en el papel de Mirotic en el Real Madrid que recuerda al Pau Gasol de su última temporada en el Barça. Su sensación de superioridad, de tener controlada en todo momento la situación lleva a rememorar los recitales de Pau en la temporada 2000/01, antes de que emigrara a Estados Unidos

El Barça demostró en Bilbao que sigue en pleno periodo de rodaje. Los locales eran sorprendentes colistas después de cinco jornadas. En Bilbao pocos se acordaban del «efecto Miribilla», aunque Rafa Pueyo tiene equipo para pelear por acceder a la Copa y los «play-offs». Entre los pilares de los vizcaínos se encuentran dos titulares del mítico quinteto de juniors de oro que ganó el Mundial de Lisboa en 1999: Raúl López y Germán Gabriel. Ambos fueron decisivos para propinar la primera derrota al Barça. El base «clavó» un triple en el último minuto delante de las narices de Tomic y el pívot demostró que su talento, con 33 años, sigue intacto. Él solo anotó más que el superpoblado juego interior del Barça, 15-13.

La jornada fue más allá de los dos grandes. El Tuenti Móvil Estudiantes, en su primer partido completo con nuevo patrocinador, cayó a los puestos de descenso... Y la próxima jornada hay derbi en la capital. Otro histórico, el Joventut, se desató en Canarias. Anotó 18 triples, quedándose a dos del récord absoluto de la Liga que posee el propio equipo verdinegro. Al descanso, el equipo de Badalona ya llevaba un asombroso 13/15.

FICHA TECNICA.

--RESULTADO:

HERBALIFE GRAN CANARIA, 70 - REAL MADRID, 75 (37-39 al descanso).

--EQUIPOS.

HERBALIFE GRAN CANARIA: Brad Newley (7), Xavi Rey (6), Tomás Bellas (6), Eulis Báez (13),Javier Beirán (4) --quinteto inicial--; Albert Oliver (20), Ian O'Leary (8) y Nacho Martín (6).

REAL MADRID: Llull (6), Fernández (11), Darden (2), Mirotic (19) y Bourousis (5) --quinteto incial--; Rodríguez (13), Draper (-), Carroll (7), Reyes(6) y Slaughter (6).

--PARCIALES: 22-17, 15-22, 16-15 y 17-21.

--ARBITROS: Conde, Calatrava, Martínez Fernández.

--PABELLON: Centro Insular de Deportes. Antes del inicio del partido homenajearon a David Marrero, campeón de la Copa de Maestros de dobles junto a Fernando Verdasco.