MENÚ
martes 16 julio 2019
22:00
Actualizado

Cara a cara: ¿Se asusta Messi cuando juega con Argentina?

  • Cara a cara: ¿Se asusta Messi cuando juega con Argentina?

Tiempo de lectura 4 min.

15 de octubre de 2018. 03:32h

Comentada
José Luis Sánchez/Cristóbal Soria.  15/10/2018

Miedo al fantasma de Maradona; José Luis Sánchez

¡Ay Cristóbal! Qué larga es la sombra de Diego Armando Maradona con la camiseta albiceleste. El Pelusa, el verdadero «10», el auténtico ídolo de los argentinos es un fantasma que sobrevuela la figura de Leo Messi cada vez que se pone su camiseta. No es un drama, pero debes aceptarlo. Jamás podrá mirarle a los ojos en términos de la selección argentina. Es un obviedad, una realidad dolorosa para los discípulos de la religión messianica.

Explícame cómo un jugador de su talla ha desaparecido en la final de Mundial. No la tocó. Falló la única ocasión que tuvo, e incluso, pasó vergüenza cuando le nombraron el mejor jugador del torneo, cuando el mundo enteró supo que fue un guiño de la FIFA. O cómo falló su penalti en la tanda decisiva de la Copa América, o porqué no ha marcado en la fase del KO de los Mundiales. Se llama miedo, esconderse, escabullirse de la responsabilidad.

Cristóbal, la comparación con Maradona es tan dolorosa que ha preferido dar un paso al lado. Ya amenazó hace tiempo, pero la vergüenza torera se lo impidió. Aunque después de la cita de Rusia se ha quitado de en medio. Imposible liderar, imposible capitanear a un país que respira fútbol y gloria por todos sus costados.
Entiendo tu defensa, tú tampoco eres muy valiente. Mándale a Leo Messi la dirección de la cueva donde te metes en cada título del Real Madrid, ahí nadie os rendirá cuentas.

Dignifica el «10» más que el Pelusa; Cristóbal Soria

Lo único en lo que coincidiremos, José Luis Sánchez, es en que efectivamente la sombra de Diego es muy alargada. Y en que la imagen de Maradona besando la Copa del Mundo de México dejando por el camino a tanto inglés aún perdura en la retina de todos los amantes al fútbol. Fíjate si es alargada que ni el propio Maradona soporta que haya llegado otro argentino igual de bajito que él, y que haya dignificado el número 10 tanto o más que el Pelusa. Todos sabemos que en cada metedura de pata de Diego, no sólo hay un desgaste físico y psicológico debido a su «mala vida», sino también un componente muy alto de celos.

Leo no es ningún motivador ni arengador de masas con micrófono en mano. Es en este punto donde sus detractores se vienen arriba para hacerle daño y le atacan con lo de «pechito frío», obviando que la generación de jugadores argentinos que le ha tocado vivir no da para más. Ahora los gurús del madridismo, en un nuevo afán de menospreciar a todo lo que no huela a Real Madrid, quieren vendernos que Su Santidad Leo Messi se ha borrado de su Selección Argentina, cuando todos sabemos que es algo puntual y pactado con su selccionador, y que lo hace sólo y exclusivamente para preparar su gran objetivo para el presente curso futbolístico: la Champions.

Mientras todo esto ocurre, cada vez que Maradona y sus palmeros intentan tirar por tierra la figura de «D10S», sólo consiguen agrandar su leyenda.

Últimas noticias