El chiringuito de Pedrerol: «Hemos ganado gracias a ti»

Florentino reconoció el protagonismo de Isco en la victoria del Madrid en Gijón y se lo hizo saber personalmente en el vestuario. La renovación ha empezado.

Con este zurdazo tras un maravilloso regate, Isco firmó el primero de sus dos goles
Con este zurdazo tras un maravilloso regate, Isco firmó el primero de sus dos goles

Florentino reconoció el protagonismo de Isco en la victoria del Madrid en Gijón y se lo hizo saber personalmente en el vestuario. La renovación ha empezado.

Se quiere quedar. Por fin se ha mojado y ha dicho alto y claro lo que los madridistas esperaban. «Magic», como le llaman en el vestuario, hizo honor a su nombre sobre el césped de El Molinón y dio una auténtica exhibición de fútbol.

Calidad y personalidad

Que es un jugador diferente ya lo sabíamos. Pero en Gijón vimos también a un futbolista con personalidad. Que no se escondió. Que pidió permanentemente el balón. Que se echó el equipo a la espalda. Que le puso corazón. Que también se puso el mono de trabajo con el convencimiento de que no podían fallar. Y que dijo: «Este partido se gana».

Jugada antológica

El sábado disfrutamos de la mejor versión de Isco. Marcó dos goles. Dos golazos, sobre todo el primero con un regate de fantasía y un zurdazo descomunal a la escuadra. Dos tantos decisivos para arreglar un partido que se le había torcido mucho al Madrid con media Liga en juego. Pero su mejor jugada fue la que no acabó en gol.

Entre el Kun, Iniesta y Messi

Primero controla con el tacón y de primeras un despeje que cae del cielo sobre el círculo central, llevándose a dos defensas en la maniobra, arrancando un «ohhh» de asombro a la grada de El Molinón. Entonces sale disparado hacia la portería, regateando a otro jugador del Sporting. Ya en la frontal, tras dos amagos de genio, tumba a Amorebieta y Babin. Ha eliminado a cinco oponentes y sólo le queda Jorge Meré para quedarse solo delante de Cuéllar, pero llega muy forzado y no le sale el último recorte. Estuvo a punto de firmar un gol que hubiera pasado a la historia de la Liga en una acción individual en la que mostró cosas de Iniesta, de Agüero y hasta de Messi.

Elogio de Florentino

Florentino, ¡ahí tienes al galáctico del Madrid! El presidente lo reconoció. Se rindió a Isco tras el partido. Primero le felicitaron sus compañeros sobre el césped: Lucas, Asensio, Morata, Casilla, el capitán Ramos... todos fueron a abrazarle y a elogiar lo que acababa de hacer en el campo. Había sido el hombre del choque. Pero, ya en el vestuario, llega el presi, algo habitual. Felicitó a todos y se dirigió a Isco. Entonces le abrazó y le dijo: «Hemos ganado el partido gracias a ti. Eres un fenómeno». «Gracias, presi», le contestó el malagueño.

Condenados a entenderse

En los próximos días se hablará de su renovación. Isco se lo ha pensado. Quiere seguir y el Madrid quiere que continúe. Están condenados a entenderse. Tras decir «no» en septiembre, le han hecho ver al jugador que no hay mejor opción para él. Lo que más le ha dolido es su escasa presencia en Champions, donde sólo ha disputado 77 minutos. Habría que preguntarse por qué ha jugado James más que él. Isco se mostró especialmente molesto por no disputar ni un minuto ante el Bayern.

Su sitio es el Madrid

Tus compañeros reconocen tu importancia en el equipo. La afición te quiere y te valora. El club siempre ha deseado tu renovación. Y ya sabes lo que piensa Zidane tras escucharle en rueda de prensa después del encuentro: «El sitio de Isco es el Madrid». Está bien que te lo diga el míster. Es una buena noticia para ti. Y para el Madrid.