Actualidad

Nairo puede con todos y se proclama ganador de la Volta

El colombiano de Movistar se impone en la Volta por siete segundos sobre Contador. Supera a otros grandes rivales como Aru y Froome

Nairo Quintana se defendió como un jabato en la última etapa e hizo buena su renta de siete segundos sobre Alberto Contador para proclamarse ganador de la Volta a Catalunya. El corredor colombiano demostró que está en un buen momento de forma y aguantó, siempre ayudado por el buen trabajo del Movistar, las trampas que le prepararon sus rivales. Y es que el ciclista de Pinto nunca se rindió e intentó en varias ocasiones despegarse de su rival.

Publicidad

Con una diferencia tan exigua en la general, la última etapa, la más corta de la ronda catalana, se preveía intensa. Y así fue. En el primer sprint bonificado el irlandés Daniel Martin (Etixx-Quick-Step) lograba el segundo que le permitía alcanzar la tercera plaza de la general. Además, la primera escapada del día se formaba en el kilómetro 20, con hasta una docena de ciclistas metidos en la lucha, entre ellos Tsatevich y Roglic, que a la postre se disputarían la victoria. Poco a poco, el grupo se fue haciendo con una ventaja de más de tres minutos.

Contador esperó a que faltasen 40 kilómetros para la meta para intentar recuperar la diferencia en la general con Movistar, una maniobra que pilló a pie cambiado al equipo español. Sin embargo, Quintana pronto se puso a rueda del de Pinto y ambos ascendieron juntos varias de las subidas a Montjuic.

El italiano Fabio Aru (Astana), vigente campeón de la Vuelta a España, atacó en una de las ascensiones para tratar de recortar el minuto y medio que le separaba de Quintana en la clasificación, pero los primeros de la general no le siguieron y su esfuerzo resultó baldío. Lo mismo que le ocurrió a Contador mientras que Froome, último vencedor del Tour, tuvo que confirmarse con ser octavo.

Quintana, tercer colombiano tras Álvaro Mejía (1993) y Hernán Buenahora (1998) que gana la Volta puede presumir de haberse impuesto a sus rivales, pero el Tour queda bastante lejos y los estados de forma quizá no sean los mismos. Por eso el colombiano se mostró prudente, aunque feliz. «Haber ganado a todos estos grandes contendientes me da la tranquilidad de estar haciendo las cosas bien e ir bien enfocado hacia el sueño amarillo», dijo.

Publicidad