Ciclismo

Los niños ya no quieren ser Perico Delgado

Los ciclistas españoles aún no han conseguido ninguna victoria en la Vuelta. Tampoco lo lograron en el Giro ni en el Tour. Puede ser el primer año sin victorias españolas en las tres grandes

Enric Mas es la referencia del ciclismo español en la Vuelta
Enric Mas es la referencia del ciclismo español en la VueltaManuel BruqueEFE

«Pero cómo quieres ganar si no echas a la lotería. Hay que jugar, hay que escaparse y no se escapan», dice el ex seleccionador español Javier Mínguez, el hombre que dirigía a Alejandro Valverde cuando ganó el oro en el Mundial de Innsbruck. Los ciclistas españoles aún no han ganado ninguna etapa en esta Vuelta, pero la crisis va mucho más allá. Tampoco lo hicieron en el Giro ni en el Tour y si acaba así la carrera será el primer año que termine sin victorias españolas en las tres grandes.

El problema no es reciente. El año pasado sólo hubo dos victorias españolas en la carrera, las de Ion Izagirre y Marc Soler. Y el último español en ganar en el Tour fue Omar Fraile en 2018. «No ganamos porque no tenemos corredores ganadores hoy. Y es triste, pero es la cruda realidad. Hay que reconocerlo», insiste Mínguez.

«Es un cúmulo de cosas. Corredores buenos tenemos, como los del Astana, Luis León, los hermanos Izagirre y Omar Fraile, que han ganado etapas en grandes vueltas. Hemos tenido mala suerte con Mikel Landa, que ha ido a contrapié toda la temporada y aunque ganó en Burgos le ha venido un poquito justa la Vuelta para su recuperación», explica José Luis de Santos, también exseleccionador y ahora presidente de la Asociación de ciclistas profesionales.

«España está nutriendo a los equipos no sólo de grandes corredores sino también de auxiliares, en Astana, en Ineos, en UAE, y corredores, menos en el Lotto, tenemos en casi todos los equipos de World Tour. También ha habido mala suerte porque corredores de gran nivel sí tenemos para ganar etapas», añade De Santos.

«Muchas veces el estado de forma que tienes en una gran vuelta no es el que tú quisieras, por circunstancias. La forma se tarda mucho en coger y se pierde en un momento, por caídas o por mil historias no están como quieren. Pero yo creo que en esta última semana se van a dejar ver y seguro que ganan alguna etapa», asegura. Los Lagos de Covadonga y el Gamoniteiru son dos opciones para ciclistas como Enric Mas o Mikel Landa. «A Mikel le daría un golpe de moral que le vendría muy bien para empezar el año que viene y a Enric Mas le estamos viendo que va a coger mucha confianza en esta Vuelta a España para afrontar las que vengan siendo el líder del equipo. Yo creo que le faltaba creérselo».

Pero lo peor puede estar por venir. De Santos trabaja con la Vuelta Junior Cofidis, una oportunidad para que los niños se acerquen a la bicicleta, pero cuesta que después tengan continuidad. «Muchas veces tenemos esa generación espontánea que sale, pero hay una crisis en las escuelas de ciclismo de toda España, excepto en el País Vasco. Nosotros, con el programa de Aulas Abiertas, estamos yendo a colegios con la Vuelta Junior Cofidis y nos encontramos en muchos sitios que las escuelas de ciclismo han desaparecido o hay muy pocos niños. Hay que darle una vuelta importante a través de las Territoriales y de todo el mundo del ciclismo, porque si no nos vamos a quedar sin niños que quieran hacer ciclismo», explica.

«Antes venían los ciclistas a las escuelas y ahora la gente del ciclismo tenemos que ir a buscarlos. Yo me acuerdo en Segovia con las escuelas, que todo el mundo quería ser Perico, pero ahora nos cuesta mucho».