Deportes

¿Cómo es la relación entre Messi y Griezmann?

Antoine Griezmann no quiere meter la pata. «¡Qué respuestas más aburridas!», dijo en un momento de su comparecencia de prensa, previa al importante duelo que el Barcelona va a jugar contra el Inter. Después de empatar en la primera jornada de la Champions con mucho sufrimiento, necesita ganar para tener un grupo de clasificación cómodo. Y Griezmann debe ser una pieza fundamental. No quiere equivocarse con sus palabras después de lo del año pasado, de «La Decisión», la manera en la que anunció, en un programa de televisión, que seguía en el Atlético. No gustó en el Camp Nou, a la afición, y tampoco pareció hacer gracia al vestuario. "Se equivocó", ha comentado Lenglet en RAC1. Messi no dice ni mu del francés, aunque después del primer gol ante el Villarreal se dieron un buen abrazo. «Ni Messi ni yo somos personas muy habladoras, así que es complicado que hablemos. Pero ya le he dado algún mate y estamos en la buena dirección», indicó ayer Griezmann. «Como ha estado lesionado también es difícil que hablemos en el campo», explicó también el francés, que ha intentado varios acercamientos, como cuando marcó un gol al Betis y dijo que se lo había visto "hacer a Leo en los entrenamientos". La verdad es que han tenido muy pocas oportunidades de jugar juntos. Contra el Inter puede ser la próxima, ya que Leo finalmente entró en la convocatoria, una vez superadas sus molestias en el aductor. La duda es saber si jugará de inicio. Dembélé también está en la lista.

Publicidad

Los números indican que Griezmann ha marcado tres goles y ha repartido dos asistencias. Es sólo el comienzo del curso, están bien, pero a veces los números no dicen toda la verdad. Tres de esas cifras (dos tantos y un pase definitivo) fueron en el mismo partido, contra el Betis. «Me falta tiempo. Me siento cómodo, pero todavía necesito mejorar en el campo, sobre todo mis movimientos jugando por banda, entrar más en juego. Estoy con confianza, pero sé que todavía me faltan cosas para ser el mejor Griezmann posible», admitió el futbolista. Ha participado por la izquierda y por el centro, nunca por la derecha, lugar al que está más habituado. Pero ése es territorio Messi. Valverde lo ve más por el costado izquierdo para venirse al centro y dejar espacio para que suba el lateral, que habitualmente será Jordi Alba y ahora está siendo Júnior, por la lesión del internacional español. "¿Jugar por la derecha? Buena pregunta. No lo sé. Hay un entrenador y una táctica, hay que meterse dentro de ella y poco más", explicó el atacante.