Doncic se llevó la ovación de la noche en el Madrid-Panathinaikos

El jugador esloveno entró por uno de los fondos, se dirigió a la zona que era su antiguo banquillo y recibió el homenaje de toda la afición blanca

El jugador esloveno entró por uno de los fondos, se dirigió a la zona que era su antiguo banquillo y recibió el homenaje de toda la afición blanca

Restaban apenas diez minutos para que arrancara el primer partido de la serie de cuartos de final entre el Real Madrid y el Panathinaikos en el WiZink Center. Todavía no se habían presentado ambas plantillas y con tres cuartos de entrada todo el pabellón estalló de forma repentina en una sonora ovación. No era para la plantilla de su Real Madrid. Tampoco para el lesionado Llull. El destinatario de la ovación no era otro que Luka Doncic.

El esloveno entró por uno de los fondos, se dirigió a la zona que era su antiguo banquillo y recibió el homenaje de toda la afición blanca. Doncic ya ha concluido su primera temporada en la NBA con los Dallas Mavericks. Su extraordinario primer ejercicio en la Liga estadounidense le permitirá ser elegido próximamente Mejor Novato del Año de la NBA.