Fútbol

Fútbol

Las duras medidas del Rayo Vallecano contra el aficionado que metió el dedo en el ano de Ocampos

El presidente Raúl Martín Presa confirmó en "El Chiringuito" la respuesta que tendrá la entidad vallecana

Lucas Ocampos con el Sevilla.
Lucas Ocampos con el SevillaAFP7 vía Europa PressAFP7 vía Europa Press

El Rayo-Sevilla dejó una imagen cuanto menos bochornosa con un aficionado que introdujo un dedo en el culo de Ocampos cuando el jugador hispalense iba a sacar de banda. Un suceso inédito que terminó con las quejas del jugador durante el partido. “Ojalá no pase en otros ámbitos porque si pasa en el fútbol femenino, sabemos lo que puede llegar a pasar. Me contuve porque tengo dos hijas y ojalá que el día de mañana no les pase y espero que tomen las medidas que tengan que tomar y que un tonto como éste no manche a la afición, que la verdad es que se portó muy bien", dijo el jugador. 

"No lo he visto pero qué está pasando con la gente que entra en los estadios, hay que darle una vuelta a esto, me preocupan los comportamientos tan extraños en los estadios. Hacemos muchas cosas bien pero con la seguridad hay muchas cosas que revisar. Yo creo que no vale todo y entre otras cosas es tener a gente tan cerca de los jugadores”, afirmó el técnico Quique Sánchez Flores.

El presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, confirmó en "El Chiringuito", las medidas que toma la entidad vallecana. "Identificaremos al aficionado, se le quitará su abono, tendrá prohibido volver y se le pondrá una sanción económica. El Rayo no tiene ninguna culpa de que una persona haga esto. El club no debe ser sancionado por el gesto que hace uno. Desde el club condenamos estos hechos", zanjó el mandatario Raúl Martín Presa.

El comunicado del Sevilla

“El Sevilla FC lamenta profundamente el hecho acaecido este lunes en el partido ante el Rayo Vallecano, en el que nuestro jugador Lucas Ocampos sufrió un gesto obsceno y totalmente inapropiado por parte de un aficionado local. El Sevilla FC espera que se tomen las medidas oportunas que tipifica el reglamento para que no se vuelvan a repetir comportamientos así en un campo de fútbol, y así se lo ha trasladado a LaLiga. Estos gestos y comportamientos no se deberían permitir en nuestra competición si aspiramos a ser la mejor liga del mundo", zaanjó la entidad hispalense en un comunicado.