El "ACBrexit"del Real Madrid: ya estudia cómo salir de la competición

Los servicios jurídicos del club buscan la manera de abandonar la Liga española a corto-medio plazo, siempre con el voto de los socios

Los jugadores del Real Madrid, al término de la final de la Copa del Rey
Los jugadores del Real Madrid, al término de la final de la Copa del Rey

Al Madrid no le han convencido las palabras de Antonio Martín y considera que la ACB no ha dado explicaciones acerca de lo sucedido en la última jugada de la Copa del Rey. Por eso el club continúa queriendo abandonar la competición. El equipo jurídico del club ya está estudiando "los posibles escenarios de ruptura y desconexión con la ACB". Era la amenaza del Madrid nada más acabar la Copa y el paso del tiempo no la ha atenuado. Se quiere ir y va a empezar el proceso de desconexión "a corto o medio plazo", aseguran desde el club blanco.

Como se dejó caer desde el primer momento, el club va a buscar el método para dejar de competir, pero siempre se hará después de consultar a los socios. Son ellos los que tienen que dar la última palabra en una decisión polémica y que se entiende como un golpe de mano definitivo tras, según el Madrid, decisiones injustas y nada explicadas. "Las respuestas tanto de la ACB como del colectivo arbitral son lamentables e insuficientes", dicen. Siguen sin explicarse cómo con todas las imágenes que los árbitros tenían a su disposición, apenas tardaron un minuto en decidir sobre una jugada y, encima, se equivocaron. Desde el club se quiere dejar claro que entienden los errores de los colegiados en las jugadas en las que no es posible la revisión, pero les parece más complicado de comprender que después de ver la repetición, consideren ilegal el rebote y castiguen al equipo con una canasta que ni siquiera entró.

El enfado del Madrid no es pasajero, no es cuestión de un día o de un "calentón". Esta vez, va más allá, quiere que se sea contundente en las reacciones y que alguien tome la responsabilidad de lo ocurrido en el partido del pasado domingo. Y como ve que nadie lo ha hecho, no va a dar marcha atrás en su decisión de dejar de lado la competición española. Va a ser largo y no se sabe qué final puede tener, pero el primer paso se ha dado.