El Barça, contra las matemáticas

El equipo azulgrana necesita al menos tres goles para seguir vivo en la Champions. La Juve ha encajado dos en todo el torneo.

Suárez, Messi y Neymar corren en el entrenamiento de ayer, el último antes de recibir a la Juve
Suárez, Messi y Neymar corren en el entrenamiento de ayer, el último antes de recibir a la Juve

El equipo azulgrana necesita al menos tres goles para seguir vivo en la Champions. La Juve ha encajado dos en todo el torneo.

Un mes y una semana después, el Barcelona vuelve al mismo lugar. Si el 7 de marzo, antes de recibir al PSG, le tocaba hablar de milagros, remontadas imposibles, de jugar tranquilos, pero intensos; de que el público tiene que apretar y de que como el rival seguramente marcará un gol, hacían falta seis para pasar a cuartos, ayer fue más o menos el mismo discurso, con la diferencia de que esta vez hace falta un gol menos. «Nuestro objetivo es hacer cinco goles», admitió Luis Enrique. Así, el 5-1 les serviría, lo mismo que el 4-0. También el 3-0 los deja con vida, los manda a la prórroga, pero aquí es donde hay que mirar la letra pequeña. Las estadísticas hablan del pasado, no del futuro. No predicen lo que va a pasar, pero pueden ser un indicativo de cómo está un equipo. Y las matemáticas en este caso son claras: el Barcelona necesita, al menos, tres goles, y la Juventus sólo ha encajado dos en los nueve partidos que se lleva disputados de Champions. El Sevilla le marcó uno en el Pizjuán en la fase de grupos, en un encuentro que los italianos vencieron por 1-3, y el Olympique de Lyon logró otra diana en Turín, en el que podría considerarse único traspié de los de Allegri, pues el duelo acabó 1-1. Mirando el resto de la temporada, nunca le han anotado cuatro dianas y sólo dos veces tres: en liga el Genoa (perdió la Juve 3-1) y en la Copa el Nápoles (cayó 3-2, pero se clasificó para la final). Ambos marcadores le servirían hoy a la «Vecchia Signora».

Todo esto indica que si lo del PSG era difícil, lo de hoy es el más difícil todavía. «Tenemos que crear ocasiones de gol y para eso necesitamos de actitud y agresividad. Hay que generar al aficionado que bote y que se pueda vivir una noche similar a la del PSG», aseguró Luis Enrique, convencido de que en algún momento van a tener la posibilidad de meterse en la eliminatoria. También lo ve así Iniesta. «Tendremos opciones porque tenemos potencial y argumentos», dijo el capitán.

El esquema con tres defensas no funcionó en el Juventus Stadium y Luis Enrique podría volver a la defensa de cuatro, aunque sería falsa, porque los dos laterales (Sergi Roberto y Alba) serían prácticamente delanteros. En la ida, Neymar estuvo en inferioridad por la izquierda contra Alves y Cuadrado, y con la presencia de Alba allí se podría igualar el número. Con uno u otro esquema la táctica será parecida. «No tenemos nada que perder. El rival tiene las semifinales casi en el bolsillo, deberán escoger si encerrarse o no. Nosotros sólo tenemos la opción de atacar y atacar, y cuando nos relajemos, seguir atacando», explicó Luis Enrique. La presión en campo contrario será decisiva y esta vez estará Busquets para ayudar en la tarea.