El COI, ante la asamblea más importante de su historia reciente

El Comité Olímpico Internacional puede cambiar el perfil centenario de los Juegos Olímpicos en busca de una mayor aproximación al público joven y a los colectivos más comprometidos con los derechos sociales.

El Comité Olímpico Internacional (COI) celebrará el lunes y el martes en Mónaco la asamblea (Sesión, en su terminología) más importante de su historia reciente, la que puede cambiar el perfil centenario de los Juegos Olímpicos en busca de una mayor aproximación al público joven y a los colectivos más comprometidos con los derechos sociales.

Verdades hasta ahora incuestionables, como que los Juegos se disputan en una única ciudad o que tienen un máximo de 28 deportes, se debatirán en la 127 Sesión, englobadas en la llamada Agenda 2020, una idea del presidente del COI, el alemán Thomas Bach.

Si se aprueban las reformas propuestas, la ciudad organizadora de los Juegos podrá llevar pruebas a otras ciudades del mismo país y, "de forma excepcional", a ciudades de otros países, con la condición de que se respete "la integridad de la Villa Olímpica".

Además, el COI pretende cambiar el sistema de elección de las sedes, a las que ahora "invitará"a que presenten los proyectos que mejor respondan a sus necesidades a largo plazo en el ámbito económico, social, medioambiental y deportivo.

"Se acabaron las candidaturas de talla única", ha dicho Thomas Bach, que desea proyectos diferenciados y con personalidad propia.

El organismo internacional pagará la visita de la Comisión de Evaluación a las ciudades, que se había convertido en una enorme fuente de gastos para las candidatas, en su deseo de impresionar a los examinadores.

El COI intentará aclarar el confuso papel de las empresas contratadas por las ciudades para hacer 'lobby' con un registro de consultores, que será sometido a control.

La Agenda 2020 recomienda, además, eliminar el límite de los 28 deportes en los Juegos Olímpicos de Verano e ir a un programa basado en el número de pruebas, 310 en verano y 100 en invierno, siempre que no se sobrepasen las cuotas de atletas y entrenadores.

Estas son de 10.500 atletas y 5.000 entrenadores/personal de apoyo en Juegos de Verano y 2.900 atletas y 2.000 entrenadores en los de Invierno.

Deportes como el surf, el kárate o el squash ya se han puesto a la fila.

Se propone igualmente que la Carta Olímpica incluya la no discriminación por orientación sexual entre uno de los principios fundamentales del olimpismo. El COI responde así a la polémica surgida durante los Juegos de Invierno de Sochi, el pasado febrero, tras la aprobación en Rusia de leyes contra la propaganda homosexual.

También se tendrá en cuenta si un país respeta los derechos de los trabajadores o si tiene una buena política medioambiental a la hora de darle los Juegos.

La edad de jubilación de los miembros del COI, actualmente en los 70 años, no experimenta variación, pero se permitirá que un máximo de cinco personas a la vez prolongue su estancia en el organismo hasta los 74.

La creación de un canal olímpico de televisión de alcance planetario, primero como prueba en formato digital, y el reforzamiento de las medidas de control económico y ético son otras de las recomendaciones de la Agenda 2020, cuyas principales novedades son las siguientes:

- Permitir que durante los Juegos Olímpicos se organicen fuera de la ciudad sede y, excepcionalmente, fuera del país competiciones preliminares por razones de sostenibilidad; y deportes o disciplinas completas por razones geográficas o de sostenibilidad.

- Incluir en el contrato con la ciudad sede cláusulas que obliguen al respeto de los principios fundamentales del olimpismo y que recojan obligaciones medioambientales y laborales.

- Primar, al elegir la sede, el uso de instalaciones ya existentes y la construcción de sedes temporales.

- Definir una serie de condiciones imprescindibles para ser sede de los Juegos.

- Las candidatas a organizar los Juegos harán solo cuatro presentaciones, ante el COI, las federaciones, los comités nacionales y el día de la elección.

- El COI correrá con los gastos de la visita de la Comisión de Evaluación y con los del viaje y alojamiento de seis personas (12 el día de la elección) a las sucesivas presentaciones.

- Se creará un registro de consultores que podrán colaborar con las candidatas para hacer 'lobby'.

- Límites de 10.500 atletas, 5.000 entrenadores/personal de apoyo y 310 pruebas en los Juegos de Verano; 2.900 atletas, 2.000 entrenadores y 100 pruebas en los de Invierno;

- La ciudad organizadora de los Juegos podrá proponer una o más pruebas deportivas.

- Profundizar en la relación con las ligas profesionales para asegurarse la participación en los Juegos de los mejores deportistas.

- Incluir la no discriminación por la orientación sexual como principio fundamental del olimpismo.

- Organizar ceremonias de entrega de medallas para los atletas que las reciben tras la descalificación por dopaje de otros competidores.

- Lanzar un canal olímpico de televisión.

- Trasladar los Juegos Olímpicos de la Juventud a los años impares, en los que no hay Juegos Olímpicos absolutos, a partir de 2023, y crear una comisión que revise los fundamentos de los Juegos de la Juventud.

- Obligar a todas las organizaciones pertenecientes al COI a seguir un código de buen gobierno.

- Crear un patrón que facilite la cooperación entre las autoridades políticas y deportivas en cada país.

- El presidente y los miembros de la Comisión de Ética serán elegidos por la Sesión del COI, en lugar de por el presidente. Revisar el Código Ético según los principios de transparencia y buen gobierno.

- Primar la promoción del olimpismo por encima de la generación de beneficios en los contratos de patrocinio.

- Relajar los permisos para utilizar la marca olímpica con fines no comerciales.

- Autorizar que un máximo de cinco miembros del COI pueden aplazar su jubilación del organismo desde los 70 hasta los 74 años.

- Admitir en el COI hasta cinco miembros 'individuales' (no representantes de federaciones, comités nacionales o atletas) sin importar que ya haya otro de su mismo país.

- Incluir en el COI a expertos en materias como medicina, sociología, legislación o cultura.