Fútbol

¿Por qué Messi no consigue ganar con la selección argentina?

Messi se lamenta durante el partido ante Paraguay
Messi se lamenta durante el partido ante Paraguay

Después de dos partidos de la Copa América 2019, Argentina es la última clasificada del Grupo B, por detrás de la invitada Qatar, a la que tiene que ganar en el próximo partido para evitar un desastre absoluto. Messi no puede tirar solo de un carro albiceleste que pesa mucho y que podría volver a chocarse con su incapacidad histórica para ganar de nuevo. "Sería un desastre no clasificarse en una competición en la que pasan tres", decía Leo, tan responsabilizado en el campo como fuera. Tras la derrota ante Colombia y el empate con Paraguay, el "10"se ha puesto ante los medios para dar la cara y explicar que al equipo no le salen las cosas por más que lo intenta.

"Nos desordenamos después de recibir el gol", confesaba Leo, que salvó a su equipo con un penalti concedido por el VAR. El otro héroe fue el portero Armani, que detuvo la pena máxima que habría puesto otra vez por delante a Paraguay. Otro equipo con un cuerpo técnico muy argentino con Berizzo al mando. Un entrenador más que triunfa fuera mientras en Argentina se tiran de los pelos por tener a Scaloni al mando, un chico con mucho futuro en los banquillos pero al que critican su falta de experiencia.

"¡Damos ventaja siempre!", se queja la Prensa y la hinchada albiceleste, que no deja de sufrir. Con y sin Agüero en cancha, el equipo no juega a nada, no encuentra a Messi ni tiene más jugadores capaces de desequilibrar. Por eso en la tercera jornada de la primera fase de la Copa América necesitan ganarle a Qatar y esperar que Paraguay no supere a una Colombia ya clasificada como primera. Si vence Argentina y no lo hacen los guaranís, la albiceleste pasará como segunda y podría enfrentarse a Venezuela o Perú. Si los de Messi pasan terceros, el rival sería Brasil o Uruguay.

Una nueva final, que sería la quinta de Messi con su selección (ya lleva tres de Copa América y una de Mundial), parece complicada a día de hoy, pero nunca se sabe en estos torneos y Leo podría aparecer y recuperar esa sonrisa que tiene totalmente perdida. Juega sin ilusión, responsabilizado y con aire triste. Él quiere darle una alegría a su país, pero no es fácil.