El equipo más querido de España

El Madrid es el club con más seguidores y que más audiencia genera. Zidane: «El antimadridismo siempre ha existido, pero cada día hay más madridistas»

El Madrid es el club con más seguidores y que más audiencia genera. Zidane: «El antimadridismo siempre ha existido, pero cada día hay más madridistas»

La última encuesta fiable acerca de seguidores de equipos de fútbol la hizo el CIS en 2014. «¿Podría decirme cuál es el equipo por el que siente usted más simpatía?», decía la pregunta del Centro de Investigaciones Científicas que se formuló a quienes anteriormente había afirmado que tenían simpatía por algún equipo profesional de fútbol. El 37,9 aseguró que el Real Madrid era el equipo que más simpático les caía; el 25,4 nombró al Barcelona y el 6,1 se decidió por el Atlético de Madrid. Han pasado cuatro años, pero las cifras apenas habrán variado. Por eso ayer lo recordó Zidane, para combatir el ruido que sigue generando el penalti de la Champions: «Siempre ha existido el antimadridismo, pero yo creo que cada día hay más madridistas que antimadridistas porque este el mejor club. Es el club con más afición y esto se amplía cada día. Mejor hablar de lo positivo», explicaba el entrenador francés antes del encuentro de Liga de hoy contra el Athletic.

Una de las claves del negocio del Madrid es su expansión mundial y su captación de aficionados en cualquier lugar del planeta y los éxitos futbolísticas ayudan a eso.

Mucho más actuales que los datos del CIS son los que publicó LaLiga la semana pasada sobre las audiencias hasta la jornada 30 del campeonato. El equipo de Zidane tiene una audiencia media de pago de 1.256.293 más que nadie, 38.951 espectadores más que el Barcelona, el segundo de la lista. El tercero más visto en pago, es decir todo en el mismo orden que la encuesta del CIS, es el Atlético, con 550.795 de audiencia media.

Para lo bueno y para lo malo, es el Madrid el que más genera y eso, con las redes sociales, se ha intensificado: «Ahora es diferente. Es una nueva realidad, es lo que hay y tenemos que convivir con ello», decía el entrenador francés, que ya quería pasar página a la eliminatoria contra la Juve. «Siempre han existido las críticas y puede que dentro del vestuario se hable de eso, pero yo con ellos ni lo hablo. No hay que darle más vueltas».

Zidane quería ya mirar hacia delante. «No estoy aquí para defendernos todos los días. Pero si es injusto, lo hago. No estoy para criticar a nadie. Cada uno puede opinar, hay debates y es mejor así, es la vida. Pero si se nos falta el respeto, hablo».