El Espanyol saca la cabeza (3-2)

Giovani Dos Santos (d) marca un gol ante el portero del Espanyol Kiko Casilla (i)
Giovani Dos Santos (d) marca un gol ante el portero del Espanyol Kiko Casilla (i)

Los más de diecisiete mil valientes que se aventuraron un viernes a horas intempestivas a acercarse hasta el estadio de Cornellà tuvieron su premio. Y no sólo porque su equipo sumara una victoria fundamental para huir del peligro, que lo hizo, sino porque vieron un espectáculo que, menos fútbol del bueno, tuvo de todo. Espanyol y Mallorca demostraron que no hace falta desplegar un juego maravilloso para ofrecer espectáculo.

Continúa en las filas blanquiazules el «efecto Aguirre». El técnico le ha dado la vuelta a la situación que atravesaba al equipo y con la continuidad en el once está logrando excelentes resultados. Salió ayer mucho mejor posicionado que el Mallorca y obtuvo su premio bien pronto. Simao lanzó una falta de manera impecable al cuarto de hora de juego y encarriló el partido. Pero el gol atontó al Espanyol, que dio descaradamente un paso atrás y dejó que el equipo de Caparrós creciera en el partido. También puso de su parte Héctor Moreno, que con un fallo estrepitoso regaló el empate a un combativo Giovani. La remontada la culminó un ex de la casa, Javi Márquez, con un disparo raso y lejano ante el que Kiko Casilla pudo y debió hacer más.

El triunfo permitía al Mallorca superar a su rival en la tabla, así que el Espanyol salió a tumba abierta a por el empate tras el descanso. Héctor Moreno pudo compensar su error con un cabezazo, pero el balón se estrelló en el larguero. El jugador que realmente lo cambió todo fue Longo. El italiano fue una pesadilla para los hombres de Caparrós y provocó el penalti que dio pie al empate, obra de Verdú.

Víctor, a portería vacía, silenció Cornellà por unos segundos, pero mandó el balón sorprendentemente alto. Clos Gómez, el colegiado, también puso de su parte expulsando con demasiado rigor a Luna por doble amarilla. Dos acciones que afectaron al Mallorca, que se acabó de hundir cuando Baena anotó el tercero rematando a placer. Ni Hemed en el descuento lo pudo remediar. Burritos para todos en Cornellà.

- Ficha técnica:

3 - RCD Espanyol: Casilla; Javi López, Colotto, Héctor Moreno, Capdevila; Forlín, Baena; Rui Fonte (Longo, min.46), Verdú (Christian, min.85), Simao y Sergio García (Tejera, min.90).

2 - RCD Mallorca: Aouate (Miño, min.61); Nsue, Geromel, Nunes, Kevin (Hemed, min.62); Pina, Javi Márquez (Martí, min.79); Pereira, Víctor, Luna y Giovani.

Goles: 1-0, min.17: Simao; 1-1, min.36: Giovani; 1-2, min.42: Javi Márquez; 2-2, min.68: Verdú; 3-2, min.84: Baena.

Árbitro: Clos Gómez (comité aragonés). Amonestó a Verdú (min.28), Forlín (min.39), Luna (min.45), Pina (min.65), Hemed (min.78), Tejera (min.94).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio de Cornellá-El Prat ante 17.169 espectadores.