Deportes

El Ferrari era Sergio Ramos

El estadio Helmántico vio el nacimiento de Sergio Ramos con la Roja. España ganó 3-0 a China en un amistoso y Sergio sustituyó a Puyol en el descanso. Muchas cosas han cambiado desde aquel 26 de marzo de 2005, sábado santo. La Unión Deportiva Salamanca, propietaria del estadio, falleció en 2013 y aquel debutante batirá hoy el récord de partidos internacionales con la Roja. 167 ha disputado hasta el momento, los mismos que su amigo Iker Casillas, compañero en los grandes triunfos de la selección española y en su primera Liga de Campeones con el Real Madrid.

Publicidad

«Es increíble lo que está haciendo, tiene un gran nivel, y tiene que seguir mejorando día a día. El espíritu de mejora siempre lo veo en él. Suma en todo en nuestra relación diaria. Su comportamiento es excepcional y ahora bate un récord. Quiere jugar hasta los 40 y si se lo propone, lo conseguirá», decía Robert Moreno el día que anunció la convocatoria para los partidos contra Noruega y Suecia.

Sergio es casi el único superviviente de la Eurocopa 2008 que abrió el ciclo ganador de la Roja que completaron el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012. Albiol y Cazorla también estaban allí, pero su trayectoria en la selección en los últimos tiempos ha sido intermitente. Jesús Navas y Busquets llegaron para el Mundial 2010. Pero para Ramos los retos siempre son pocos. Esta semana el diario «El Mundo» desvelaba los planes del capitán español de disputar los Juegos Olímpicos en 2020. «No he hablado del tema Juegos Olímpicos con él. Ese afán lo define como futbolista. Tiene una motivación más para sumar a su carrera. Cuando has ganado todo, es difícil mantenerla. Sería injusto para todos mantener a alguien sólo por el nombre. Lo justo es que todos mantengan un rendimiento alto, pero Sergio, al que veo entrenar cada día, mantendrá su nivel», explica Robert Moreno.

Sergio es una referencia para sus compañeros. Para los que llevan tiempo con él y para los nuevos, como Pau Torres. «Siempre miraba a los centrales de la selección. Es un privilegio poder compartir vestuario con Sergio Ramos», dice el jugador del Villarreal. «Los números que tiene hablan por sí solos. Pero es un líder, te lo hace todo dentro del vestuario. Es fuerte en el uno contra uno. Es de los mejores en eso. Tiene gran poderío aéreo, siempre está ahí cuando el equipo le necesita», añade.

Diego Llorente ya lo conocía de convocatorias anteriores y de su paso por el Real Madrid. «He estado muchos años en la cantera del Madrid, he compartido algunos entrenamientos con él y ahora tengo la suerte de vivir esta experiencia con él en la selección. Todo lo que puedas aprender de él es poco. Tiene una trayectoria y una experiencia que te puede dar mucho como jugador», dice el central de la Real Sociedad.

Publicidad

Llorente ha visto la evolución de Ramos como jugador desde cerca. «Igual hace unos años tenía una cualidad más física que otra cosa, pero ahora la experiencia y los conceptos tácticos que te puede transmitir son de gran ayuda. A medida que vas teniendo años tácticamente te vuelves más inteligente», dice.

«Es el capitán, la figura en la que todos nos fijamos. Es un profesional muy grande. Es un placer tenerle aquí con nosotros. Aprendo cada día de él», afirma Sergio Reguilón, otro que ha compartido vestuario con él en el Real Madrid y que ahora se estrena con la selección.Ramos es la conexión con la España campeona, que ahora quiere volver a serlo. «Que haya gente que todavía sigue de aquella generación enriquece a la selección», dice Llorente.

Publicidad

Cuando Fernando Hierro era el capitán de España advirtió de que por detrás llegaba un Ferrari que iba a batir todos sus récords. Se refería a Raúl, pero el Ferrari era Sergio Ramos.