El fiasco del Comité Olímpico Catalán

Gerard Esteva preside el COC y ha perdido tres juicios con el COE. Insiste al COI para que lo reconozca y le han repetido «que no».

A la derecha, Gerard Esteva, presidente del Comité Olímpico Catalán
A la derecha, Gerard Esteva, presidente del Comité Olímpico Catalán

Gerard Esteva preside el COC y ha perdido tres juicios con el COE. Insiste al COI para que lo reconozca y le han repetido «que no».

El Comité Olímpico Internacional suele ser muy estricto con la utilización indebida o sin permiso de su apellido, Olímpico, ni aunque sea para una buena causa, como por ejemplo un concierto cuya recaudación serviría para ayudar a deportistas en situación precaria. Llama la atención, por ello, que en Cataluña, donde las leyes se dictan a la carta, según conveniencia, hayan creado el Comité Olímpico Catalán (COC), nombrado un presidente del mismo, Gerard Esteva, y escrito a Thomas Bach, presidente del COI, para que acepte al nuevo miembro si el 1 de octubre gana el sí y se declara unilateralmente la República Catalana Independiente, incluso sin el soporte de las urnas.

El COC, esa aspiración tan rancia como el germen del independentismo, hibernó hasta 2016. Hubo un intento de consolidarlo en 1913 y otro en 1991, en vísperas de los Juegos de Barcelona’92, con Juan Antonio Samaranch al frente del COI, que ni siquiera respondió al requerimiento. Quién sabe si por eso decidieron borrar su nombre de una escultura que él donó para conmemorar los Juegos.

Coincidió la reaparición del COC con la subida de la fiebre secesionista y desde entonces son tres los juicios que Gerard Esteva ha perdido con el COE, que otras tantas veces le demandó por usurpar un nombre que no le corresponde. Pero no importa, de su capa hacen un sayo y prosiguen, inasequibles al desaliento, con la mirada fija en el objetivo fijado. El pasado miércoles elaboraron una carta que remitieron a Thomas Bach haciéndole partícipe de sus anhelos o delirios: «Si el resultado del referéndum del día 1 de octubre recoge una amplia mayoría a favor de que Catalunya se convierta en un estado, el Comité Olímpico de Catalunya iniciará los trámites oportunos para solicitar su pleno reconocimiento internacional y su derecho a ser miembro del COI». La respuesta de Alejandro Blanco, tantas veces repetida, no se hizo esperar: «Después de haber perdido tres juicios, el COI les ha advertido de que no pueden llamarse así. Sólo puede haber un Comité Olímpico por cada Estado independiente reconocido por la ONU y por los organismos internacionales».

Esteva está convencido de que sacará el COC adelante; asegura que ha recibido extraoficialmente muchas simpatías y apoyos para la causa y que, en caso de producirse la independencia, no presionarán a los deportistas para que compitan con Cataluña o con España. Cada quien es libre de elegir, puesto que disfrutará de la doble nacionalidad...

El motociclista Aleix Espargaró es abiertamente partidario a la creación de un estado independiente, y así lo ha manifestado mientras avisaba de una inminente guerra civil, en tanto que Gerard Piqué anima desde su cuenta de Twitter a que la gente vote este domingo. El internacional azulgrana ya ha dicho en más de una ocasión que él es partidario de que la gente se exprese, de que vote y de que los catalanes tengan la oportunidad de decidir sobre su futuro. Él va a votar este domingo, como lo hizo el 9-N. También Xavi Hernández acudió entonces a las urnas.

En noviembre de 2012, Piqué declaró que «la independencia haría a Cataluña y a España más débiles». Ayer lanzó este tuit: «Desde hoy y hasta el domingo nos expresaremos pacíficamente. No les demos ninguna excusa. Es lo que quieren. Y cantemos alto y fuerte #Votaremos». El qué, ése es su secreto. «Yo nunca he dicho que sea independentista», confesó hace poco, después de embarrarse en alguna de sus trifulcas.

Y como el destino es caprichoso, hoy, a las doce y media en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, Julen Lopetegui facilitará la convocatoria para los partidos clasificatorios para el Mundial de Rusia’2018 que España tiene que jugar con Albania, el próximo viernes en Alicante, e Israel. Que el seleccionador cite a Piqué es lo probable, casi tan seguro como que en el Rico Pérez volverá a sonar la música de viento en honor del central azulgrana.

También los Gasol son partidarios de la consulta, pero dudar de su compromiso o del de Piqué con España es gratuito. Entre tanto, Sergi Bruguera está a punto de ser nombrado capitán español de la Davis. Está entusiasmado.