Deportes

El futbolista que conectó a Griezmann con el Barcelona

La conexión de Griezmann con el Barcelona comenzó mucho antes de las negociaciones frustradas el año pasado que terminaron en un documental para anunciar que deseaba continuar en el Atlético un año más. El pequeño Antoine viajaba con su padre desde Macon a Lyon para ver el Olympique en el viejo estadio de Gerland. Mucho antes de que se construyera el actual estadio del club, donde el año pasado ganó la Liga Europa con el Atlético, Griezmann disfrutaba con el juego de Sonny Anderson, el delantero del Lyon que había lucido antes el «9» del Barcelona.

Publicidad

Era una conexión lejana. Tanto como la posibilidad de que aquel muchacho que era rechazado por ser demasiado bajito por un equipo detrás de otro –entre ellos su amado Olympique de Lyon– acabara siendo perseguido durante un par de años por el Barcelona hasta que consiguió su fichaje. Pero Antoine ha dado muchas vueltas, ha hecho muchas piruetas hasta poder vestirse de azulgrana. En un año ha pasado del documental de «La decisión» y la posterior renovación con el Atlético a precio de estrella de primer nivel mundial a salir ignorado y casi despreciado por la afición rojiblanca.

«Ya como en la mesa de Messi y Cristiano», dijo en el comienzo de su peor temporada con el Atlético de Madrid, la última antes de que el Barcelona pagara los 120 millones que costaba liberarlo de su contrato. Acababa de ganar el Mundial y pensaba que era el principal candidato para el Balón de Oro, que iría a parar después a Luka Modric. Pero sus actuaciones no le respaldaron.

Al menos en algo ya ha superado a Messi. Su cláusula de rescisión se ha fijado en 800 millones, 100 más que la del argentino y es la más alta de la plantilla actual del Barcelona. Pero ahora no compiten. Por fin están juntos, aunque Griezmann ya no compita con Leo para ser el mejor del mundo. Trabajará con él para hacer del Barcelona el mejor equipo del continente y conseguir la gran obsesión de los dos, la Liga de Campeones. Para eso ha fichado por el club azulgrana.

Uno de los reproches del francés al Atlético era que no había conseguido ganar la Liga de Campeones. Uno de los reproches de la afición a Griezmann era que fue él quien falló el penalti que podía haber evitado la prórroga y dar el título al Atlético en la final de Milán en 2016 contra el Real Madrid. Sólo ganó una Liga Europa con los rojiblancos y la Supercopa europea de la última temporada. !

Publicidad