El largo camino de Lorenzo

Reconoce que la nueva Ducati está un poco más lejos de su moto ideal. Regresa a Jerez, donde el año pasado consiguió su primer podio de rojo, con el próximo contrato en el aire

REPSOLMEDIA
REPSOLMEDIA

Reconoce que la nueva Ducati está un poco más lejos de su moto ideal. Regresa a Jerez, donde el año pasado consiguió su primer podio de rojo, con el próximo contrato en el aire.

El paso adelante que esperaba ha sido quedarse donde estaba o ir incluso un poquito hacia atrás. La nueva Ducati se parece menos que la del año pasado a lo que Jorge necesita para volver a ser el de Yamaha. Sufre, se pone serio y trata de mirar hacia adelante. No busca excusas cuando le preguntan por la renovación, en un mercado en el que quedan pocas piezas por encajar y una es la suya. «En MotoGP sólo importa el último resultado, así que espero poder mejorar próximamente y subir otra vez mi valor», reconocía ayer, en el regreso a una pista talismán para él. El curso anterior consiguió en Jerez su primer podio con Ducati. Un día en el que se fue feliz pronunciando la frase: «Hemos vuelto». Parecía el final del proceso de adaptación tras el cambio de fábrica y el momento de volver a ser competitivo. Pero el camino que le quedaba por recorrer era más largo de lo que hasta él pensaba y los altibajos han sido más bajos que altos en lo que va de 2018. «Digamos que nos hemos alejado de la moto ideal que necesito para encontrarme perfecto y por eso estoy sufriendo un poco más. Se levanta más en la recta, es más nerviosa, gira un poco más en la curva, pero tiene menos tracción inicial. Estamos haciendo una moto nueva para que vaya bien en todos los aspectos y no ha sido así por ahora», explicaba Jorge.

Negó rotundamente haberse ofrecido a Suzuki y sabe que si no hay una reacción inmediata, está en una situación de inferioridad para negociar su futuro. Su continuidad en la marca italiana para el año que viene no está tan clara, porque él llegó como piloto estrella y ahora ese papel lo tiene Dovizioso. Ninguno tiene todavía seguro lo que va a pasar. El italiano ha firmado sus últimos acuerdos a la baja y ahora quiere un buen montón de billetes encima de la mesa. El otro hueco importante por decidir es el de Pedrosa. Zarco ha preferido KTM en lugar de Honda y Marc todavía espera compañero: «Será uno fuerte, y Dani y Dovi lo son», dice. De Lorenzo, o se olvida o no lo contempla.