El peor Atlético de Simeone

Lleva menos puntos y menos goles que nunca, no llega a uno por partido en Liga

Morata celebra con Simeone el gol que marcó al Leverkusen

El Atlético es quinto, a sólo tres puntos del Barcelona, pero con equipos como el Granada y la Real Sociedad por delante. El mal momento de los azulgrana y del Real Madrid no se refleja en la clasificación, donde son primero y segundo, como si no pasara nada. Pero el equipo de Simeone sí sufre su falta de acierto.

Ha marcado ocho goles en nueve partidos de Liga, menos de uno por partido –13 en 12 encuentros contando la Liga de Campeones–, la marca más baja desde que el Cholo se sienta en el banquillo rojiblanco. Pero eso podría aplicarse a casi todos sus números. El quinto puesto es el más bajo en el que ha estado el Atlético de Simeone en la jornada 9. Aunque eso ya lo vivió la temporada pasada, igual que en la 14/15 y en la 16/17, pero siempre con más puntos que ahora.

El Atlético sólo mantiene su nivel en la defensa de su portería. Sin tener que hacer demasiadas paradas –es el décimo en las estadísticas de la Liga– Oblak sólo ha encajado cinco goles. Una cifra que el Atlético sólo superaba en la temporada 16/17, en la que había recibido cuatro. Pero había marcado 21 goles, 13 más que este año.

Diego Costa y Morata sólo han marcado dos goles cada uno. Y Joao Félix es el máximo goleador del equipo, con tres. Aunque la media de Morata es mejor. Marca cada 231 minutos. 433 ha necesitado Diego Costa para cada uno de los suyos.La falta de puntería de los delanteros rojiblancos preocupa en el Atlético, aunque Simeone procura relativizar. «El único camino es trabajar, insistir, ser más simples en la resolución. Les pegará un día en la rodilla, entrará y todo cambiará», decía después de empatar contra el Valencia. No necesitó Morata que le pegara en la rodilla para marcar contra el Leverkusen. El gol fue como una liberación. Lo gritó y se fue al banquillo, a abrazarse con Simeone, primero, y con Koke después. «Cómo lo necesitaba mi equipo y cómo lo necesitaba yo, no jodas. El fútbol es así, el otro día merecimos más y hoy tenemos los tres puntos y a casa, es lo importante», decía el goleador después del partido.

Koke es otro de los síntomas de lo que sucede en el Atlético. No está en su mejor momento y el martes, en el partido de Liga de Campeones contra el Leverkusen, una parte del estadio lo pitó cuando fue sustituido por Morata. Pero siempre ha tenido el apoyo de Simeone, que lo defendió tras el encuentro y volvió a hacerlo en la conferencia de prensa previa al enfrentamiento con el Athletic.

«Desde lo futbolístico, Koke ocupa demasiados lugares y a veces le comento que tiene que centrarse más en lo que tiene que hacer. Quiere solucionar muchas veces situaciones que ve que en otros sectores del campo no son solucionables. La información y la capacidad táctica que tiene le generan hacer más de lo que tiene que hacer», explicó el entrenador rojiblanco. «Afortunadamente quiere hacer más, pero termina desgastándose y tiene mucha responsabilidad. Él es muy bueno en lo que hace bien y seguro que lo va a seguir siendo, porque es un gran profesional y un gran jugador», añadió Simeone sobre su capitán.

Koke lleva varios años corriendo por él y por todos sus compañeros. Un desgaste que puede estar pagando ahora. Tiene sólo 27 años, pero de una intensidad física y futbolística agotadora. «Esto acaba de empezar. Estoy fuerte y voy a ayudar al equipo, que es lo más importante. Voy a seguir trabajando como siempre. Normalidad y a seguir. Hay mucha gente que me apoya y hay gente que no está de acuerdo con cómo estoy jugando», asume. Pero no pierde la fe. «Tengo total confianza en mí mismo. El club, mi entrenador y mucha gente tiene confianza en mí y voy a seguir trabajando como siempre he hecho», añade el «6» del Atlético.