Vallecas vuelve a ser de Primera

La victoria del Rayo ante el Lugo confirma el ascenso del equipo franjirrojo a una jornada para el final de la temporada.

El centrocampista del Rayo Vallecano, Alex Moreno, celebra el primer gol del equipo madrileño. EFE/JuanJo Martín.
El centrocampista del Rayo Vallecano, Alex Moreno, celebra el primer gol del equipo madrileño. EFE/JuanJo Martín.

La victoria del Rayo ante el Lugo confirma el ascenso del equipo franjirrojo a una jornada para el final de la temporada.

Si suena “The final countdown” Vallecas es feliz. Porque si en el estadio se escucha a Europe es que ha marcado el Rayo. El barrio sólo necesitaba una canción para volver a sentirse de Primera y la hizo sonar Álex Moreno, el lateral izquierdo, uno de los mejores del equipo durante toda la temporada recogió un balón en la esquina del área y lo puso donde no podía llegar el portero, en el lugar que devolvía al Rayo a Primera.

Vallecas explotó con la alegría que llevaba conteniendo tres semanas. Era la tercera oportunidad de asegurarse el ascenso directo. La desperdiciaron en casa contra el Granada de Sandoval, el hombre que había dirigido el último ascenso rayista, y más tarde contra el Alcorcón. El Rayo era incapaz de aprovechar los errores de los rivales y vivía de las rentas. Por eso enVallecas se aplaudió el gol del Granada contra el Sporting como si fuera propio. Aunque en Vallecas se aplaudía todo en la tarde del domingo. El estadio nunca perdió la voz, el “Rayo alé” se escuchó casi durante los noventa minutos porque el Rayo es algo más que un equipo de fútbol, es la visibilidad del barrio, la representación de una manera de sentir y de vivir.

No es extraño que a casi nadie le faltara ayer su camiseta con la franja ni la garganta a punto para gritar que el Rayo es de Primera. Con el ambiente a punto, los jugadores rayistas perdieron los miedos. Habían visto al barrio entero en la calle esperando su llegada a la calle Payaso Fofó y salieron con ganas de liquidar el ascenso cuanto antes. Un cabezazo de De Tomás que sacó elm portero en la línea, un disparo de Trejo que se marchaba alto... Las ocasiones se acumulaban y, aunque el gol no llegaba, la ilusión no se perdía. Era ganar o ganar. Aunque fuera por asfixia, como parecía en los primeros minutos. Hasta que llegó el gol de Álex Moreno y Vallecas respiró. Pero no se relajó siguió animando porque el Lugo no renunciaba a hacer daño. Alberto tuvo que esforzarse para despejar un cabezazo de Kravets antes de que el poste escupiera una falta lanzada por Jaime. No se descuidó el Rayo, que tenía detrás al barrio entero. Siguió buscando el segundo, que no llegó, pero tampoco hizo falta.

Pitó el árbitro y las gradas se quedaron vacías porque todo el mundo quería saltar al césped para festejar el ascenso. Por megafonía se advirtió de que si los aficionados no se retiraban del terreno de juego los futbolistas no podrían salir a celebrar el ascenso. Se despejó el verde, pero sólo se escuchaba una cosa: “Es de Primera, el Rayo es de Primera”.

· Ficha técnica:

1 - Rayo Vallecano: Alberto; Baiano, Chechu Dorado, Abdoulaye, Alex Moreno; Embarba, Fran Beltrán, Unai López, Bebé (Gorka Elustondo, m.85); Trejo (Manucho, m.90); y De Tomás (Armenteros, m.62).

0 - Lugo: Roberto Fernández; Lemos, Carlos Pita, José Carlos, Kravets; Seoane, Sergio Gil; Campillo (Carmona, m.75), Iriome, Jaime (Fede Vico, m.70); y Escriche (Cristian Herrera, m.62).

Goles: 1-0: M.40 Alex Moreno.

Árbitro: Figueroa Vázquez (Comité andaluz). Amonestó a Unai López (m.41), del Rayo Vallecano; y a José Carlos (m.6), Sergio Gil (16), Roberto (37), Kravets (m.51), del Lugo.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 41 de la Liga 1/2/3, disputado en el estadio de Vallecas de Madrid, ante 14.698 espectadores.