El vacío de Griezmann

Lleva ya siete partidos sin marcar, más de mes y medio, y en ese tiempo el Atlético ha sido eliminado de la Champions y se ha alejado en la Liga.

Lleva ya siete partidos sin marcar, más de mes y medio, y en ese tiempo el Atlético ha sido eliminado de la Champions y se ha alejado en la Liga.

El 16 de febrero Antoine Griezmann marcó su último gol. Fue el 0-1 que dio la victoria a su equipo en Vallecas. Ha pasado más de mes y medio y en ese tiempo el Atlético ha sido eliminado de la Liga de Campeones y ha visto alejarse al Barcelona en la Liga, se ha vuelto a hablar de su fichaje por el club azulgrana y hasta se le ha vinculado con el PSG. El jugador mejor pagado de su equipo, el que reclamaba su sitio junto a Messi y Ronaldo entre los mejores del mundo, ha dejado de ser la referencia para su equipo en ataque. Durante estas semanas, Morata se ha encargado del gol e incluso Diego Costa, que está lejos de sus mejores marcas goleadoras, ha recordado el camino hacia la portería. Aunque hoy volverá a quedarse fuera del equipo por una lesión, lo que «obligará» a ver de nuevo juntos en el campo a Morata y al francés, pero sin el hispanobrasileño. «La posibilidad de verlos juntos a los tres el otro día fue positiva, con pasajes a mejorar. Es una opción que necesita trabajo y la mejor versión de cada uno de ellos, porque necesitamos compensar siempre los equilibrios», admite el Cholo.

Pero Griezmann se atascó en los doce goles que alcanzó en la jornada 24 de Liga y ahí se ha quedado. El equipo nota su ausencia, aunque Simeone defiende a su futbolista antes de enfrentarse al Girona, el equipo que lo eliminó de la Copa. El Cholo no cree que los rumores sobre el futuro del «7» afecten a la plantilla. «No. De ninguna manera», dice. «El equipo está sumamente tranquilo con el rendimiento que está teniendo Griezmann. El otro día cuando salió del campo, que el partido iba 0-3, se fue enojado porque quería seguir jugando. Eso habla de que está bien», explica el preparador rojiblanco. «Si tiene que informar algo, lo informará él. Le vemos muy metido en el equipo, enganchado con el grupo y esperamos que mañana (por hoy) pueda llegar al gol, porque lo necesitan él y el equipo», añade el técnico argentino.

Griezmann ha sido el máximo goleador del Atlético desde que llegó. Todas las temporadas su acierto en el remate ha suplido la falta de un nueve especialmente consistente ante la portería, pero la llegada de Morata lo ha desplazado. El ex madridista ha conseguido siete goles en cuatro partidos y ha suplido la falta de gol del francés.

«Estoy harto, todos los años es lo mismo», decía el francés durante la última concentración con su selección. A Griezmann le agota la sucesión de rumores sobre su futuro, pero fue él quien los alimentó durante mucho tiempo en las últimas temporadas. Como ejemplo, el documental en el que anunció el verano pasado que iba a continuar en el Atlético. El programa se emitió durante el Mundial, pero Griezmann no pareció desestabilizado por ello. Acabó siendo campeón del mundo con Francia y antes, durante la grabación, se había proclamado campeón de la Liga Europa con el Atlético.

El club hizo una inversión que iba más allá de lo acostumbrado para retener a Griezmann la temporada pasada. Una inversión difícil de mantener con temporadas como ésta en la que el Atlético ha quedado fuera de la pelea por casi todos los títulos demasiado pronto. Sólo le queda la Liga, en la que diez puntos lo separan del Barcelona. El sábado se enfrentan en la última oportunidad que tienen los rojiblancos de reanimar el campeonato. Pero desde el club no se duda de la continuidad de Griezmann en el equipo la próxima temporada. «A ver si dejan el tema. Griezmann se queda por muchos años. Los que se van a ir se van y los que quedan, se quedan», dijo Enrique Cerezo durante la gala de la Asociación de la Prensa Deportiva celebrada en La Nucía. «No fichará por el Barcelona. Antoine no se moverá del Atlético, se queda seguro», insistía el presidente rojiblanco.